TRANSLATOR / TRADUCTOR

REPRODUCTOR

    Seguidores

    jueves, 30 de diciembre de 2021

    "A Hot Winter Night In Dallas"


      La recta final del año 1976 resultó particularmente turbulenta para Elvis Presley. Los problemas de salud dinamitaban su ánimo y el rendimiento en numerosas actuaciones y, en el ámbito privado, la tendencia era hacia el aislamiento y la negación de los problemas.  

    Linda Thompson, su amante, amiga y cuidadora durante los últimos cuatro años entendió,  no sin un inmenso dolor, que tenía que partir de la vida del rey, atrapado sin remedio en un hermético e imparable proceso autodestructivo. Para ocupar su lugar llegó Ginger Alden, una muchacha que, a pesar de la estupefacción de amigos y familiares, reverdeció algunas ilusiones en el fatigado corazón de Elvis, y cabe pensar que dichas ilusiones influyeron positivamente en algunos conciertos que mostraban a un Presley con el arrojo y la potencia de años pasados. La serie de cuatro recitales con los que el rey despidió el año 1976 es una inequívoca prueba de lo arriba expuesto: el artista hace gala de una energía abrumadora y un foco preciso en su desempeño. Hoy Os propongo disfrutar, disfrutar de verdad, de la grabación del concierto ofrecido tal día como hoy en 1976 en el Memorial Auditorium de Dallas,Texas. Elvis sale como un toro, muerde y desgarra las canciones, incluso trata de sacar jugo a los viejos clásicos que normalmente despachaba con desgana. ¡Escuchad con mucha atención! Incluso cuando habla se perciben una fuerza y concentración claras y contundentes. En algunos casos, su vehemencia interpretativa parece desesperada y raya en el descontrol vocal, pero de alguna manera, esa temeridad aporta magia y sabor únicos al concierto. Destacan las versiones de "My Way"( que interpreta a petición del público, descartando "Teddy Bear/Don't Be Cruel", una versión completa y muy cuidada de "Early Morning Rain" y una "Unchained Melody" recién incorporada al repertorio, embrionaria, sin arreglos, pero muy intimista y emocionante,con algunos versos susurrados por Elvis.

    Una muestra más de la grandeza-alimentada por el amor- abriéndose camino a través de la maleza del dolor y la desesperación. 

    "Burning In Birmingham "


     El 29 de diciembre de 1976, tras ofrecer su sorprendente recital en Dallas, Elvis se presenta en el Birmingham Coliseum de Birmingham, Alabama. Y de nuevo brinda al público una actuación remarcable por su energía, sin llegar al peligroso voltaje de la noche del 28. Si el concierto de Dallas estuvo dominado por una fuerte intensidad mantenida en el tiempo, el de Birmingham sorprende por varios momentos puntuales en los que Elvis resplandece saltándose el protocolo autoimpuesto y el tono mecánico de algunas de sus interpretaciones en aquella época que estaba marcada por la enfermedad y la tristeza. En el tramo final del concierto el rey sorprendió a su público y hasta a sus propios músicos con inesperadas e intimistas lecturas de "For The Good Times" y " The First Time Ever I Saw Your Face" (poco habituales en el repertorio de esa temporada). En la primera escuchamos como los músicos interpretan la pieza con timidez, la petición de Elvis les pilla con la guardia baja y el rey tiene que animarles a que toquen como es debido. En "The First Time..." sucede algo similar. El rey varía el tempo de la pieza y la cadencia de sus frases, canta en un tono solemne y reposado; en un momento dado, Presley pide a la banda que les dejen solos a él y David Briggs para crear un momento de gran belleza, con una interpretación vocal casi recitada, respaldada por las frases de piano minimalistas, oníricas. Da la impresión de que en ese momento estuviera actuando para sí mismo y sus músicos, por arte de magia el recinto se transforma en una de las estancias de Graceland en las que Elvis se pierde en la música por placer y por salud, y la multitud queda reducida al grupo de amigos que le acompañan en esas gloriosas jam sessions privadas. Otro triunfo del arte sobre la muerte.


    lunes, 27 de diciembre de 2021

    "Happy Birthday Scotty" por Rosa García Mora

     


    Happy Birthday Scotty.


    Allá donde estés, estarás tocando tu guitarra como solías hacer. Tu guitarra siempre fue una parte de ti. Recordarás el día que conociste a Elvis, cuando fue a tu casa porque Sam Phillips quería que le dieras tu opinión acerca del chico, y quedasteis para ir a la Sun Records... y allí, el 5 de Julio de 1954 comenzó todo. O el día que cargasteis el coche con los instrumentos, como hacíais siempre, para ir de gira y Elvis dijo que conducía él. Tú decías que conducía muy bien, pero era un poco despistado. Billy y tú os dormisteis y cuando despertasteis al día siguiente, estabais en el mismo sitio. Elvis se había confundido y dió la vuelta, y después de toda la noche de viajando seguíais en el sitio de partida!...


    Cuando Elvis entró en la vida de Scotty Moore y cruzaron sus caminos, su vida cambiaría de forma radical. Elvis, Scotty y Bill Black, se convirtieron en leyenda.


    Scotty es considerado uno de los mejores guitarristas y pionero del Rock and Roll.

    Un gran hombre y un gran artista. Una persona muy especial, que cuando tocaba, no existía nada más en el mundo, solo él y su música. Con un estilo propio y muy personal dejó una huella imborrable en la historia de la música.


    Scotty Moore (Gadsden, 27 de diciembre de 1931- Nashville, 28 de junio de 2016)


    Happy Heavenly Birthday.

    "Swing Down Sweet Chariot" por Rosa García Mora

     


    "Swing Down Sweet Chariot"


    El 23 de noviembre de 1960 vería la luz el álbum de Elvis, "His Hand in Mine" el primero de los tres discos de música gospel que publicó en vida.


    El álbum fue grabado los días 30 y 31 de octubre del mismo año en el estudio B de la RCA de Nashville.


    La música gospel de Elvis respondía a unas creencias sinceras y profundas que querían rendir homenaje a la música que adoró desde que era un niño. Su Tupelo natal en los siglos XVIII y XIX tuvo en la esclavitud una de las principales fuentes de desarrollo, y el pueblo afroamericano obtenía consuelo y una vía de escape en sus cantos de trabajo. Esta forma de manifestar su sentir, llevada a las iglesias dió lugar a la música gospel. A principios del siglo XX, ya muchos cantantes se aproximaron a este tipo de música y Elvis no fue una excepción. Y si a todo esto añadimos que uno de los tíos de Gladys, Gains Mansell, era copastor de la pequeña Iglesia de la Primera Asamblea de Dios, de la que Elvis pasó a formar parte después de ser bautizado, y a la cual asistiría habitualmente con sus padres y su familia, cantando juntos en las misas; es fácil establecer el origen del eterno nexo de unión entre Elvis y esta música espiritual.


    En la madrugada del día 31, Elvis grabaría la canción "Swing Down Sweet Chariot", con la producción de Steve Sholes, y sería lanzada por primera vez en este álbum.


    El 23 de octubre de 1968 y bajo la producción musical de Billy Strange, Elvis volvería a grabarla para la película "The Trouble With Girls".

    https://youtu.be/AbBdBL3XGdE


    La versión de 1960 contó con los coros habituales de los Jordanaires, mientras que en la de  1969 le acompañó el cuarteto gospel The Mello Men, al cual Elvis también adoraba.


    "Swing Down Sweet Charriot" es una canción espiritual tradicional, con  el uso dominante de coros y con un uso excelente de la armonía, tal como es característico en este género musical.


    De todos es conocida la impresionante versión en vivo, que de este tema realizó Elvis en el concierto benéfico de Pearl Harbor en el Bloch Arena el 25 de Marzo de 1961, en Honolulu.

    https://youtu.be/bvM3EXn1ouU


    Una canción de alma, en la más pura tradición del gospel que Elvis tanto amaba.

    domingo, 26 de diciembre de 2021

    "Elvis: Estrella de Fuego" de Juan Antonio Olías

     


    "ELVIS:ESTRELLA DE FUEGO"

    Un libro de Juan Antonio Olias Pablo.

    EDITORIAL: DIABOLO EDICIONES 

    ISBN 978-84-16217-07-06

    PRECIO 19.95€


    Hay varios hechos que hacen de este libro una  rareza digna de figurar en las colecciones de los fans de Elvis más entregados. En primer lugar, la escasez de títulos sobre el rey escritos en español; en segundo lugar, su temática enfocada-nunca mejor dicho-en la faceta cinematográfica del mito; en tercer lugar, la calidad de su confección, por encima de otros muchos lanzamientos masivos apadrinados por grandes editoriales; y en cuarto lugar, y sin duda la característica más destacada, es que está firmado por un hombre que lleva ligado emocional y profesionalmente a Elvis toda su vida y cuyo amor por él es incuestionable. 


    Juan Antonio Olias, creador de la idea original de "Una Cita Con Elvis " y uno de los administradores del grupo, quedó marcado por Elvis en su adolescencia y dirigió sus pasos hacia la música. Trabajó para músicos y grupos de la talla de Luis Cobos, Manuel Alejandro, La Orquesta Mondragón, Olé Olé o Revolver, fue pionero en las ediciones y grabaciones musicales por ordenador y realizó un espectáculo homenaje a Elvis en el 30° aniversario de su fallecimiento, estrenado en el madrileño Teatro Calderón. 


    En este libro, Juan Antonio hace un recorrido gráfico y técnico por los 34 largometrajes protagonizados por Elvis entre 1956 y 1972, con abundante información práctica y un generoso anecdotario. A lo largo de las 279 páginas conoceremos nombres y fechas claves, así como las referencias discográficas en las que se recoge la música grabada para las bandas sonoras. Como alicientes adicionales, el libro se abre con los prólogos de dos queridos amigos y grandes fans del rey, Jesús Oliver Marquina y Consuelo Silveira y se cierra con una selección de partituras de varias canciones de películas. 


    El cine de Elvis no puede ni debe compararse con su música. Mientras que ésta última faceta constituyó un legado imperecedero para la cultura popular y una invaluable vía de expresión para el artista, la primera fue principalmente una fuente generadora de ingresos económicos y entretenimiento familiar sin pretensiones que, sin embargo, alberga agradables sorpresas que merecen ser reivindicadas, desde potentes títulos tempranos como "Jailhouse Rock " y King Creole" hasta estremecedores documentales de su actividad concertística ("That's The Way It Is ", "On Tour"), pasando por musicales coloristas e irresistibles como "Blue Hawaii" y "Viva Las Vegas". 


    La obra de Juan Antonio es una cómoda y atractiva guía de consulta, nos anima a revisitar las películas y a buscar en ellas detalles que pudimos pasar por alto en visionados previos. Os lo recomiendo vehementemente.


    SI QUERÉIS MÁS INFORMACIÓN O ADQUIRIRLO, PREGUNTAD SIN COMPROMISO EN NUESTRO CORREO zonaelvis@gmail.com . ¡UNIDADES LIMITADAS!

    sábado, 25 de diciembre de 2021

    "Peace In The Valley" por Mahnuel Muñoz

     


    El gospel sembró en Elvis el amor por la música. Siendo un niño de apenas dos años, se acercaba al coro de la iglesia, fascinado por su canto, e intentaba ser parte de ellos siguiendo las melodías e imitando sus gestos. Creció amando y practicando la música religiosa e inevitablemente el fervor impregnó toda su producción, incluso los temas que escandalizaron a la comunidad eclesiástica. 

    Presley irrumpió en el mundo de la música popular haciendo añicos los convencionalismos e hiriendo las sensibilidades pacatas con letras y coreografías cargadas de una sexualidad salvaje. 

    La decisión del cantante, en la cúspide de su popularidad, de lanzar un disco con canciones religiosas debió desconcertar a todos los extremos de la opinión pública, pero en realidad respondía a un íntimo deseo del artista y un paso plenamente coherente con los principios del ser humano que había tras la imponente imagen. 


    El primer lanzamiento comercial de música religiosa firmado por Elvis fue "Peace In The Valley ", un extended play de cuatro canciones grabadas entre el 12 y el 19 de enero de 1957 en los estudios de Radio Recorders en Hollywood, durante unas sesiones muy eclécticas que, entre otros frutos, dieronka banda sonora de la película "Loving You" y el clásico "All Shook Up".


    El disco se puso en las tiendas en el mes de abril de 1957, casi simultáneamente a otro extended play secular, "Just For You", y obtuvo una destacado tercer lugar en las listas de ventas de extended plays. En noviembre de ese mismo año, el contenido del extended play se reeditó como parte el LP navideño  "Elvis 'Christmas Album", que, como sabéis, fue el disco más vendido de su categoría y propició una gran difusión a la primera obra religiosa de Elvis.


    El álbum nos permite gozar de un Presley muy diferente al de sus discos convencionales y las ardorosas apariciones televisivas. Solemne, contenido, técnico y a la vez profundamente orgánico,  realiza bellas y emotivas versiones de temas que conocía desde siempre ; "I Believe" ( popularizada por Frankie Laine en 1953), "Take My Hand, Precious Lord" (un estándar escrito por Thomas A. Dorsey, considerado el padre del gospel contemporáneo, sobre una melodía del siglo XIX), "It Is No Secret" (un éxito en 1951 para su autor, Stuart Hamblen) y la imprescindible "Peace In The Valley ", de nuevo obra de Thomas A.Dorsey, que la compuso en 1939 para Mahalia Jackson.

    El acompañamiento vocal de The Jordanaires supone un manto de sobrecogedora belleza para el conjunto de la voz del rey y el soporte musical. Esta breve joya discográfica mostró con una elocuencia y claridad que llega hasta nuestros días al Elvis más sublime y esencial.

    El disco puso de manifiesto la versatilidad, nivel artístico y honestidad de Elvis entre el público más reacio y conservador, que, poco a poco, aceptó al cantante como un artista legítimo. 

    El mundo aún tendría que esperar tres años para disfrutar de un disco de Elvis dedicado por completo a la música religiosa, pero valdría la pena, ya que cuando el momento llegó fue bajo la hermosa portada de "His Hand In Mine", una obra de la que hablaremos en otro post.

    viernes, 24 de diciembre de 2021

    "If Every Day Was Like Christmas" por Rosa García Mora

     


    "If Every Day Was Like Christmas "


    Es una preciosa canción, popularizada por Elvis y escrita en 1965 por su amigo y guardaespaldas Red West. Red la grabó y la lanzó ese mismo año bajo su propio sello para la temporada navideña de 1965, con muy poco éxito.

    https://youtu.be/iSi5xbqW04M


    Al año siguiente, le dió la canción a Elvis para que la grabara, ya que quería grabar una canción navideña. Elvis la grabó el 10 de Junio de 1966 en el Studio B de la RCA de Nashville. Fué lanzada como single el 15 de Noviembre de 1966, teníendo como cara B," "How Would You Like to be", una canción de la película "It's Happened at The World's Fair".

    Un lanzamiento ciertamente extraño, en la línea de los lanzamientos habituales de la RCA con el material de Elvis.


    "Escucho las campanas

    Diciendo que la Navidad está cerca

    Suenan para decirle al mundo

    Que éste es tiempo de alegría

    Escucho un coro

    Cantando dulcemente en alguna parte

    Y un resplandor llena mi corazón

    Estoy en paz con el mundo

    Mientras el sonido de su canto llena el aire

    Oh, ¿por qué no todos los días pueden ser como Navidad?

    ¿Por qué ese sentimiento no puede continuar sin fin?

    Porque si todos los días pudieran ser como Navidad

    Qué mundo tan maravilloso sería este..."


    Una bella canción, que a Elvis le gustó interpretar y que cantó con todo el amor que sentía por la Navidad y con todo su sentir por estas Fiestas. 

     https://youtu.be/n7gIplOB4hA

    jueves, 23 de diciembre de 2021

    "Elvis Gold Records, Vol.2" por Mahnuel Muñoz

     


    En diciembre de 1959 se publica el álbum "Elvis 'Gold Records Vol.2" un clásico instantáneo por mostrar en su portada la imagen de Elvis llevando el mítico traje de lamé dorado diseñado por el modisto Nudie Cohn. La imagen ha inspirado el diseño de otras portadas de discos de artistas como Phil Ochs, Rod Stewart o Bon Jovi. 

    El disco se compone de una selección de temas previamente publicados en single, con la habitual mezcla de rocks contundentes, baladas intensas y música de raíces, con el cometido de aliviar la espera de los fans, que contaban los dias que faltaban para que Elvis volviera del servicio militar. 

    Comercialmente hablando, el disco tuvo un humilde desempeño, al no poder subir del 31° puesto en Estados Unidos. Quizá el mayor aporte de esta obra sea que su portada es el perfecto epílogo a la primera fase de la carrera del rey, una época breve y vertiginosa en la que pasó de ser el amenazante adolescente sureño en blanco y negro que blandía su guitarra con expresión facial de impúdico éxtasis en el seminal LP "Elvis Presley "(1956) al efebo hollywodiense de los retratos que contuvieron su producción hasta 1958 y culminando en el joven redimido por la fama y la fortuna.


    El traje había sido encargado para Elvis por el Coronel Parker tras ver al extravagante pianista Liberace vestir de oro en Las Vegas .Con un coste de 2500 dólares (equivalentes a casi 25.000 dólares actuales), el traje fue estrenado por Elvis el 28 de marzo de 1957 en un concierto ante doce mil espectadores en el International Amphitheater de Chicago. En medio de su entregada interpretación, el rey se arrodilló en el escenario, dañando el costoso tejido de los pantalones. El coronel pidió que no volviera a arrodillarse y Presley se sintió incómodo y limitado por el atuendo, por lo que no tardó en cambiar los pantalones por otros de tono oscuro que además hacían destacar a la chaqueta.

    Elvis, nada ajeno a los excesos estéticos, debió,sin embargo, considerar ostentoso el traje de Nudie, porque al cabo de poco tiempo lo guardó para siempre en el armario, quizá sintiendo, como apunta Peter Guralnick en su libro "Last Train To Memphis", que "hubiera estado haciendo propaganda del traje, en vez de al revés".

    El traje quizá se hubiera quedado como un elemento anecdótico de no emplearse para ilustrar la portada de este disco, y a su vez el álbum no habría adquirido su influyente condición sin contar con tan impactante imagen.

    miércoles, 22 de diciembre de 2021

    "Elvis y la Navidad" por Rosa García Mora

     


    Elvis y la Navidad.


    La Navidad fue siempre una época muy especial para Elvis. Graceland, su hogar, se convertía en un lugar de disfrute y felicidad para todos. Adoraba estas fiestas, estar con su familia y todas las cosas divertidas que la Navidad traía: la decoración, el abrir los regalos, la celebración de la Nochevieja, su cumpleaños, los paseos en trineo, el hacer muñecos de nieve...


    Aunque a Elvis le encantaba recibir regalos, su actividad navideña favorita era hacer regalos a todo el mundo .

    Sus amigos recibían bonificaciones en efectivo. Los regalos para los miembros de la familia iban desde joyas hasta coches nuevos. Elvis adoraba sus caras de felicidad cuando abrían los regalos. Las primeras horas de la mañana del día de Navidad eran, a menudo, los mejores momentos en Graceland. Después de que todos se iban a la cama, Elvis y los chicos sacaban los regalos y los colocaban debajo del árbol. 

    Siempre se  preguntaba qué estarían haciendo esa noche, todas las personas que no tenían recursos económicos. "Ojalá pudiera alimentar a todos los niños pobres y darles regalos ” reflexionaba con pesar.

    Cuando se trataba de la Navidad, Elvis nunca creció, siempre fue un niño. 


    En 1957, cuando Elvis compró Graceland, comenzaron todas las tradiciones en su nuevo hogar. La compra de Graceland le dió la oportunidad de celebrar la festividad como le gustaba, y llenarlo todo de luces y adornos navideños. Los caminos de entrada y la casa principal estaban alineados con luces azules, y en el frente había árboles de Navidad, decorados con luces de  colores, un trineo de Papá Noel y un tren de ocho renos. En el interior, su mansión estaba completamente decorada, con el foco en el enorme árbol de Navidad blanco de nylon giratorio. Después de la cena del día de Navidad, todos se reunían alrededor del piano para cantar villancicos.

    El canto de Elvis a la Navidad fue muy significativo en su carrera musical. Sus canciones y su espíritu navideño, al igual que la música gospel, remitían profundamente a sus raíces y a sus orígenes, y quedaron reflejadas para siempre en sus álbumes de Navidad.


    A día de hoy, la decoración navideña de Graceland sigue siendo una tradición, y se sigue manteniendo intacta, para que siga siendo el lugar mágico e icónico, que mantiene viva la memoria de Elvis y su amor por estas fiestas.

    martes, 21 de diciembre de 2021

    Programa Especial 8 de enero 2022 "Una Cita Con Elvis"

     


    Nos complace anunciar que el próximo 8 de enero coincidiendo con el cumpleaños de Elvis Presley, estrenaremos en Elvis Radio 24h #elvisradio24h  https://www.elvisradio.net un programa dedicado a nuestro Rey creado, presentando y dirigido por nuestros amigos  y colaboradores del mejor grupo de Facebook dedicado al Rey de la historia; "Una Cita Con Elvis" #UnaCitaConElvis https://www.facebook.com/groups/285664473393620/?ref=share

    Permanecer atentos, os iremos informando de todas las novedades acerque de este precioso programa.

    lunes, 20 de diciembre de 2021

    "Suspicious Minds" por Rosa García Mora

     


    "Suspicious Minds".


    Ya lo dijo Bob Dylan "Elvis fue el turbulento agitador solitario que conquistó el mundo". Es difícil explicar lo que se siente cuando le escuchas, sus canciones nos hacen saborear el rock, el country, el soul, el gospel, el rhythm and blues, y todos los estilos que le empaparon y que se fusionan en simbiosis en su garganta, y es como si la infinidad del Universo saliera por ella.

    También fue Dylan quién dijo que "Elvis elevaba las canciones a otra órbita",  y que tenía el don de hablarte directamente saltándose todos los filtros de lo convencional .

    La música es el latir de nuestras vidas y les da sentido, cada la canción ocupa un lugar en nuestra historia vital. El alma de Elvis nos eleva al cielo aunque sus pies sean de arcilla.

    La fuerza sobrenatural de su canto nos atrapa y ya jamás nos deja escapar.


    Y, un día, en la madrugada del 23 de enero de 1969, llegó un momento inmortal en la vida y la música de Elvis y en las nuestras. Por fin el momento más esperado de la noche en aquellos gélidos American Sound, dónde las ratas campaban a sus anchas. Chips Moman y Elvis crearon la magia, a partir de lo que Mark James había compuesto para crear leyenda: "Me dedicaba día y noche a componer para los American Sound y una noche me vino la idea de escribir Suspicious Minds, primero el título, luego la letra... Lo que trataba de decir es que no podemos realizar nuestros sueños si no confiamos el uno en el otro. Suspicious Minds era puro alma y yo era un compositor tratando de escribir una gran canción, un éxito y resultó".

    Y comienza la creación de  algo extraordinario. Los Memphis Boys están listos, en sublime inspiración... y comienza el inolvidable riff de guitarra de Reggie Young, el chaston de la batería de Gene Chrisman... el órgano de Bobby Emmons, el bajo de Mike Leeh...  y la voz todopoderosa de Elvis .

    Sólo escuchémosla una vez más verdad, paseemos por el laberinto de su poesía, ya que nada nos puede inspirar más verdad, certidumbre y autenticidad que cuando nos encerramos en su música y en su voz, y tiramos la llave.

    https://youtu.be/RxOBOhRECoo

    domingo, 19 de diciembre de 2021

    "ELVIS TODAY' : La belleza de las fracturas"

    Por Mahnuel Muñoz 





    El Kintsugi o Kintsukuroi es un arte japonés, que se remonta al siglo XV, consistente en arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina, mezclado con polvo de oro, plata o platino. Es parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones son parte de la historia de un objeto y han de mostrarse y no ocultarse, y además hacerlo para embellecerlo, poniendo de manifiesto su transformación e historia. Se da el caso de que antiguas piezas reparadas mediante este método son más valoradas que piezas que nunca se rompieron. 


    "TODAY " podría considerarse una muestra de dicha disciplina artística aplicada a la música del rey. Cuando el disco se publicó, en mayo de 1975, fue poco valorado por la prensa (mucho más interesada en los problemas personales del cantante) y por el público, que a pesar de agotar las entradas en cada concierto parecía apreciar más una enésima interpretación de "Hound Dog"  que las nuevas grabaciones, cargadas de un contenido honesto y emotivo, genuinas ventanas abiertas para acceder al corazón tachonado de heridas del rey.


    Las sesiones de grabación tuvieron lugar en el estudio C que la RCA tenía en Hollywood, entre los días 10 y 12 de marzo de 1975. En la producción, como de costumbre, estaba Felton Jarvis, y el plantel de músicos incluía a James Burton, John Wilkinson y Charlie Hodge a las guitarras, Duke Bardwell con el bajo (aunque sus pistas fueron eliminadas en la mezcla final y reemplazadas por las de Mike Leech), Ronnie Tutt en la batería, Glenn Hardin y Tony Brown al piano, David Briggs y Greg Gordon al clavinet y el fondo vocal del grupo Voice.Con posterioridad a la grabación se añadieron pistas de guitarra (Chip Young, Johnny Christopher, Weldon Myrick), bajo (el citado Mike Leech y Norbert Putnam), violín (Buddy Spicher), percusión (Farrell Morris), coro de voces (The Holladays) y arreglos de cuerdas y vientos. 





    ANÁLISIS DEL REPERTORIO 


    A pesar de que el título aluda al presente, el contenido está repleto de agridulces miradas a un pasado musical y personal más sencillo y feliz, con guiños al rock and roll primigenio, el gospel que siempre fue un refugio para el artista y un soberbio grupo de plegarias country de desamor, en un perfecto ejemplo de arte imitando a la vida de Elvis en ese momento, marcada por la nostalgia, la enfermedad, el hastío y la desconexión con la realidad.


    "T.R.O.U.B.L.E " 


    Es una composición de Jerry Chesnut, autor de otros temas que llamaron la atención del rey en esa época. Una enérgica pieza con sonoridad y contenido que aluden al rock and roll de los años 50, y parece hecha a medida de Jerry Lee Lewis;  de hecho, en el arreglo destaca el ardoroso piano de Glenn Hardin. Elvis completa una interpretación entregada y creíble, con agudos en su voz que nos hacen viajar a los días de Sun Records: sin duda uno de sus mejores rocks de los años 70. Es una lástima que la canción no marcara la identidad del álbum, quedando como la única concesión al género dentro del repertorio, pero como sabemos, en ese momento Elvis se sentía más cómodo con las baladas oscuras y los lamentos country.

    La grabación se publicó en abril de 1975 como single con aspiraciones de éxito, con "Mr.Songman" como cara B. Tristemente el sencillo se encalló en el puesto 35 en Estados Unidos y el 29 en Reino Unido. 


    "AND I LOVE YOU SO"


    Una de las favoritas de Elvis, como demuestra el hecho de que la mantuviera con cierta regularidad en su repertorio de conciertos.

    Esta canción de amor sencilla y hermosa es una composición de Don McLean, autor del célebre himno "American Pie". McLean estrenó la canción en su primer álbum, "Tapestry" (1970), y desde ese instante se convirtió casi en un estándar, con multitud de versiones entre las que destacan Shirley Bassey, Bobby Goldsboro, Johnny Mathis y Bobby Vinton, si bien el mayor éxito comercial lo obtuvo Perry Como en 1973. Elvis creó, en mi opinión, la versión más bonita de todas, tomando elementos de diferentes lecturas previas y aportando el toque único de su voz profunda y emotiva. El rey le dedicó la canción a una de sus compañeras sentimentales, Sheila Ryan, que estaba presente en el estudio de grabación. 


    "SUSAN WHEN SHE TRIED"


    Una obra de Don Reid, miembro del grupo The Statler Brothers, conocidos principalmente por su clásico "Flowers On The Wall" (1965). En ella, el protagonista nos confiesa una serie de desengaños amorosos que ha podido superar airosamente, pero se detiene en el que mantuvo con la mujer que da nombre al título y del que no ha podido recuperarse. Elvis y su grupo aportan un carácter más vivaz y enérgico que el ofrecido por la versión original y crean un fuerte contraste entre el mensaje y el sobre que lo contiene.


    "WOMAN WITHOUT LOVE" 


    Una pieza desoladora, compuesta por Jerry Chesnut, que quizá constituye la aportación más olvidable del disco, por su monótona melodía y una letra impensable en el restrictivo clima de corrección política del presente. Por otra parte, el tema adquiere una dimensión completamente nueva si consideramos que Elvis pudiera proyectar sus propias sensaciones de abandono y vacío en el personaje de la "mujer sin amor ".


    "SHAKE A HAND"


    Esta pieza de Joe Morris, una serenata con aroma gospel, fue un éxito para la cantante Faye Adams en 1953, el año en que Elvis hizo acopio de valor y unos cuantos dólares para grabar su primer disco con "My Happiness" y "That's When Your Heartaches Begin". Cabe pensar que Presley conociera y disfrutara del tema desde entonces, porque su versión es muy fiel a la de Adams. 






    "PIECES OF MY LIFE"


    Se trata de una composición de Troy Seals que había estrenado el cantante Charlie Rich en su álbum "The Silver Fox" (1974).

    Esta es, en mi opinión, la canción más significativa del disco. Elvis sintió que su vida estaba fielmente reflejada en la triste y resignada letra que trata de un hombre cuya vida está arrasada por la soledad y el desamor, y trata en vano de ahogar su amargura en el alcohol. Es realmente conmovedor escuchar a Elvis cantarla de un modo vulnerable y contenido, particularmente  cuando llega al breve fragmento hablado, que parece dirigido a Priscilla.

    Elvis realiza una versión muy similar a la de Rich, pero, como de costumbre, la riqueza de la voz y la intensidad de su interpretación engrandecen la canción considerablemente, convirtiéndola en una intensa experiencia emocional para el oyente que tenga unas nociones mínimas de la situación personal de Elvis en ese momento. El propio cantante escuchó más de una treintena de veces el playback del máster tras la grabación, recreándose en su cáustica hermosura y buscando, casi de un modo masoquista, reavivar su inmenso dolor. 


    "FAIRYTALE"


    Esta clásica melodía country había sido un éxito para el grupo femenino The Pointer Sisters en 1974. Se trata de una historia de ruptura sentimental y subsiguiente rencor que en su versión original es presentada como un lamento ligero y resignado. Aunque Elvis y su grupo hacen una versión musicalmente muy similar, la interpretación de Elvis, que busca igualar las notas de la cantante de The Pointer Sisters, se torna en un reproche rabioso, incluso agresivo. Un momento muy revelador. 


    "I CAN HELP"


    Este desenfadado cortejo amoroso fue un éxito mundial para su autor, Billy Swan, en 1974. La versión original contó con la producción de Chip Young, que la grabó en el estudio que dirigía en Murfreesboro. Otros músicos que formaban parte del entorno de Elvis trabajaron en la versión de Swan: Mike Leech al bajo y Reggie Young, Johnny Christopher y Dennis Linde a las guitarras. A pesar de la insistencia de Felton Jarvis, Elvis al principio se mostró reacio a grabar el tema, pero inmediatamente se puso a la tarea y consiguió completarlo en una sola toma imponente, muy similar al tema original, con una enérgica interpretación y un nostálgico final "bump'n'grind" a la manera de "I Got A Woman". 


    "BRINGING IT BACK"


    Esta es una composición de Greg Gordon,  miembro de The Imperials y posteriormente de Voice.  Su pegadiza melodía acompaña a una letra que nuevamente trata acerca de la ruptura sentimental y de cómo los recuerdos vuelven a través de rostros, lugares y canciones. Elvis ofrece una interpretación doliente y fluida, recorriendo con elegancia las inflexiones vocales que exige la canción. Con posterioridad a su publicación como parte del álbum se lanzó un sencillo con esta pieza y "Pieces Of My Life " en la cara b, conformándose uno de los mejores sencillos de Elvis en ese momento, pero irónicamente uno de los que peor desempeño tuvo en las listas de ventas, con un 65° puesto en Estados Unidos (VER NOTA 1)





    "GREEN GREEN GRASS OF HOME"


    Esta composición de Claude Putnam Jr. había cautivado a Elvis durante un viaje de vuelta a casa en su propio autocar a finales de noviembre de 1966. En la radio sonaba el programa que su amigo George Klein presentaba en la emisora WHBQ. Pusieron la exitosa versión grabada por Tom Jones y Elvis quedó conmocionado. Paró el vehículo y ordenó llamar a George para que volviera a ponerla en varias ocasiones. El tema había sido ofrecido a Elvis un tiempo atrás  por Red West, pero el rey lo rechazó por considerarlo "demasiado country". Posteriormente fue considerado para incluirse en sus conciertos de regreso en Las Vegas en 1969, pero finalmente no pasaría por la garganta de Elvis hasta las sesiones de grabación de "TODAY ". La versión de Presley posee una belleza sobrecogedora y sombría y supone un broche casi fúnebre al disco. "TODAY" es el último álbum del rey grabado en un estudio convencional, y un punto y aparte antes del párrafo final de un canon artístico repleto de joyas intemporales que son el orgullo y la alegría de sus creadores y los millones de personas que lo disfrutamos hasta el día de hoy. 





    CONCLUSIÓN 


    "TODAY" fue un sonoro fiasco comercial en las listas de música popular en Estados Unidos y Reino Unido, situándose en los puestos 57 y 48, respectivamente. 


    En 1975, lejos de glosarse los hitos de una carrera que sentó las bases del rock and roll como fenómeno de masas, en el balance sobre Elvis Presley prevalecieron las trivialidades como el aumento de peso del artista y el mismo hecho de haber llegado a los cuarenta años, casi anhelando que, como James Dean, hubiera vivido deprisa, que hubiera muerto joven y dejado un bonito cadaver; el asunto parecía una especie de juicio popular en el que se acusara a Elvis de no haber cumplido con las ilusiones de eterna juventud y rebeldía de película que se había creado un público siempre hambriento de héroes a medida. Quizá las razones para el ensañamiento tuvieran unas raíces más profundas, que se extendían hasta lo más profundo de la frustración de la sociedad ante el fracaso del sueño americano. 

    Elvis era consciente de los comentarios que circulaban y sufría con estupor, sin comprender por qué la gente pagaba con semejante maldad la denodada entrega con la que él trabajaba cada día.

    A pesar de las extravagancias, los excesos y las tragedias, el arte siempre encontró una grieta por la que filtrar su luz, permitiéndole crear belleza en el estudio y sobre el escenario; de hecho, en 1975 tienen lugar algunos de los conciertos más ricos y potentes de la trayectoria del rey, algo que puede constatarse gracias a la generosa cantidad de grabaciones oficiales y no oficiales disponibles en el mercado. 


    Con la perspectiva que nos dan los años y el aprendizaje obtenido podemos dar a esta obra el valor que merece como una pieza de kintsugi, una hermosa manifestación artística embebida en el drama personal del intérprete y embellecida por las heridas que le inflingió dicho drama. 

     

    NOTA 1


    En Reino Unido no existió un single contemporáneo equivalente, y en septiembre de 1975, como consecuencia del éxito del recopilatorio "The Elvis Presley Sun Collection"(HY 1001, 16° puesto en listas, ) se ofreció un sencillo (RCA 2601) con tres temas de dicho periodo: "Blue Moon", "You're A Heartbreaker" y "I'm Left, You're Right, She's Gone". En noviembre llegó a las tiendas un single (RCA 2635) con "Green Green Grass Of Home" y "Thinking About You", que escaló hasta el 29.




    "The Impossible Dream" por Rosa García Mora

     "The Impossible Dream" 


    Es una canción popular compuesta por Mitch Leigh, con letra escrita por Joe Darion, para el musical de Broadway  "Man of la Mancha'', que basaba su historia en torno al personaje de Don Quijote, de Miguel de Cervantes.

    Fue estrenada en 1965 con un rotundo éxito; más tarde se estrenaría en el cine y sería protagonizada por Peter O'Toole y Sofía Loren en 1972.

    Fue grabada por Elvis el  Sábado 10 de Junio de 1972 en el Madison Square Garden, y su primer lanzamiento oficial fue en el álbum "Elvis As Recorded At Madison Square Garden" en Junio de 1972, aunque la RCA

    ya había realizado una grabación anterior en las Vegas en febrero de ese mismo año.


    Elvis, la primera vez que introdujo esta canción en sus espectáculos, fue en las Vegas, para cerrar sus shows en 1971.


    La letra de la canción nos eleva al más alto anhelo del ser humano, a sus más altas motivaciones vitales, por alcanzar nuestros sueños que, a menudo, solo son sueños imposibles. Elvis, cuando cantaba esta canción tenía fe en ella, la sentía en su corazón, e imploraba, con desgarro, poder alcanzar esa estrella inalcanzable; y su súplica no eran palabras vacías, ya que en ella quedaba reflejada su propia vida, su sueño que nunca se hizo realidad. Elvis era un soñador, una persona espiritual y amante de Dios y de los hombres, pero nunca encontró respuestas a sus preguntas. Persiguió su sueño, buscó el porqué de la vida, el descanso de la paz interior, el amor puro, como vivir en un mundo mejor y lo buscó en lo más profundo de su ser...pero nunca lo encontró.


    Estaba dispuesto a llegar hasta el borde del abismo, por esa causa celestial, por esa gloriosa búsqueda, para que su corazón pudiera al fin descansar en paz y en calma. Luchó con perseverancia y coraje. Buscó, pero no halló.

    Su propia aflicción y el dolor de sus entrañas desbaratadas se hace música, en cada verso, en cada respiración, en cada aliento.

    Escuchemos, con el alma encogida, lo que Elvis tiene que decirnos y como nos lo dice, incluso en algunas partes con voz temblorosa por la emoción...para revelarnos su sueño imposible.

    https://youtu.be/ycHFrN3k8G4



    viernes, 17 de diciembre de 2021

    "Loving You" por Rosa García Mora

     

    "Loving you"


    Es la segunda película de Elvis, producida por Hal Wallis y dirigida por Hal Kanter para la Paramount, y necesita poca presentación, ya que la película básicamente es paralela a su propia historia como cantante.

    El drama musical comienza cuando Deke Rivers, un conductor de camión con un talento natural para la canción, se asocia con una agente de prensa interpretada por Lizabeth Scott, con la esperanza de convertirse en una estrella.


    La producción comenzó el 21 de enero de 1957 y se completó a principios de marzo.

    'Loving You' se presentó en Memphis el 10 de julio de 1957 en el Strand Theatre.

    Elvis no asistió a esa función, en cambio, llevó a Anita Wood y a sus padres a una proyección privada de medianoche.

    A nivel nacional se estrenaría el día de 30 de julio de 1957.


    La actriz Dolores Hart debutaría como actriz de cine en esta película.

    Durante el rodaje hubo una excitante tensión en la pantalla entre Elvis y sus varias coprotagonistas. De hecho Elvis recibió su primer beso en pantalla con la actriz Jana Lund. Y mantuvo una relación con Yvonne Lime, que también aparecía en el film en un papel no acreditado. Elvis e Yvonne desarrollaron más que un interés profesional, y salieron durante el rodaje. En la Pascua de 1957 incluso fue a visitarlo a Graceland.


    El single de la BSO de la película, Teddy Bear / Loving You, lanzado en junio de 1957, se convertiría en número 1 en las listas de Estados Unidos.


    https://youtu.be/LKPTlsXHtp4

    jueves, 16 de diciembre de 2021

    FELIZ NAVIDAD!!

     


    Elvis Radio 24h os desea a todos unas felices fiestas!! Feliz Navidad!! Merry Christmas!! 🎄👑🎵

    martes, 14 de diciembre de 2021

    "The Trouble With Girls" por Rosa García Mora

     


    Elvis filmó la película "The Trouble With Girls" en octubre de 1968. Fue estrenada en septiembre del 69 y dirigida por Peter Tewsbury. En esos momentos Elvis se encontraba en un gran momento de renacer artístico, tras lo que para él supuso la grabación del Comeback Special.


    Elvis interpreta a Walter Hale, el gerente de Chautauqua, una escuela ambulante que ofrecía educación y entretenimiento. 

    La historia de la película se basó en Chautauqua, que fue fundada en 1874 por Lewis Miller. Su objetivo original era proporcionar educación para adultos en el verano y para los maestros de la escuela dominical. Con el éxito de sus actividades, evolucionó hasta incluir materias académicas, música, arte y educación física. A principios de la década de 1900, el programa Chautauqua viajó en tren por todo el pais llevando sus conferencias, actividades de entretenimiento y cultura a toda la comunidad (Este es el momento de Chatauqua representado en 'The Trouble with Girls'. ) Con la llegada del cine y los programas de radio, los viajes se detuvieron. Hoy en día, la Institución Chautauqua es un centro educativo con un promedio de visitantes de 150.000 cada verano.


    Elvis nos dejó en esta película, canciones inolvidables y una imagen de un belleza y elegancia sobrecogedora. 


    Aquí os dejo el trailer de la película.

    https://youtu.be/ANi_lG21lPY

    "Softly, As I Leave You" por Rosa García Mora

     "Softly, as I Leave You "

    Es una popular canción italiana, originalmente titulada "Piano" , compuesta por Tony De Vita, con letra italiana de Giorgio Calabrese , traducida al inglés por Hal Shaper .

    Grabada oficialmente por Elvis, el 16 de Agosto de 1974, en la RCA Studios de Hollywood (Studio Rehearsal).

    Y posteriormente, el sábado 13 de diciembre de 1975 en las Vegas Hilton, durante el Midnight Show, también por la RCA.


    Cuando Elvis interpretaba este tema en escena, lo precedía de una historia sobre el origen de la canción. Contaba que la canción surgió cuando un hombre estaba en su lecho de muerte y su esposa estaba sentada junto a su cama del hospital. Cuando ella comenzó a quedarse dormida, él sintió que iba a morir y le escribió la letra de la canción en un bloc de notas. Sin embargo, se dice que la historia de la canción era simplemente un ejemplo del talento, el gusto y la creatividad que Elvis tenía para contar historias, por lo que es muy probable que su explicación sea meramente apócrifa. Elvis decía a su público, que escuchó la historia a algunas personas en Florida.

    Elvis nunca cantó esta canción, solo un par de frases en los estudios Stax, antes de comenzar la canción Loving Arms; solo la recitaba. Quizás el dolor que sentía ante ella, impedía que su voz saliera de su garganta y ahogaba su canto. Por ello le dejaba esta labor a su adorado Serrill Nielsen y Elvis, con su voz prodigiosa, recitaba los versos. Pero ese recitar era tan sentido que no hacía falta canto. Su interpretación no daba lugar más que al sentir de su alma doliente y afligida.

    Quizás miedo a la muerte, quizás miedo a la vida, quizás miedo a perder lo que nunca hemos tenido, a esa vida que le ahogaba; y que se convertía en realidad y amor cuando se subía al escenario.

    Elvis a lo largo de su carrera nos dejó su voz en forma de canto, de recitado, de risa o de lamento. En esta canción nos dejo en sus versos la aflicción del hombre, la poesía del artista... y la voz de Dios.




    domingo, 12 de diciembre de 2021

    "Cuatro Manos, Dos Mentes, Un Corazón: The NBC TV SPECIAL. Por Rosa García Mora y Mahnuel Muñoz

     


    "Cuatro Manos, Dos Mentes, Un Corazón: The NBC TV SPECIAL.


    Autores: Manuel Muñoz y Rosa García Mora.


    Junio de 1968. Bill Bellew se encargó de inmortalizar en nuestras retinas la imagen de un Elvis de arrebatadora sexualidad, para que eternamente fuera unida a su retorno y a su resurrección.

    Un escultural Elvis Presley, envuelto en suave y ajustado cuero negro cordobán, con un cuello alto napoleónico, que enmarca aún más la belleza de su rostro, está en el backstage de los estudios de la NBC, tembloroso y asustado. No quiere salir a escena, el miedo le paraliza. Demasiados años alejado de su amado público, jugando a ser actor. Ha trabajado muy duro por volver a ser el icono cultural que revolucionó América, pero llegó el momento de salir a escena y los fantasmas le atrapan de nuevo...


    Quizá su mente viaja a tiempos pasados, a esas primeras actuaciones en las que el nerviosismo provocaba los movimientos que, involuntariamente, se convirtieron en uno de sus rasgos más característicos; tal vez reviva el día en que Steve Allen se burló de él haciéndole cantar para un perro en televisión, o el fracaso de su temprana incursión en Las Vegas. ¿Volverían a reírse de él? ¿Le ignorarían?.


    "Steve, no puedo hacerlo... tengo la mente totalmente en blanco y no recuerdo nada de lo que canté en los ensayos...” le dijo a Steve Binder, productor y director del programa. Pero Steve siempre había creído en Elvis; le amó, le admiró, confió en él y le llevó firme de la mano.

    Binder fue la persona que devolvió a Elvis a su renacer como artista, y quería que aquel Comeback Special fuera un giro radical en su carrera. Poseía la genialidad de sacar lo mejor de Elvis en todo momento. El día que pasó por la puerta de su camerino y vio al Elvis más íntimo en la espontaneidad de su música, cantando con sus amigos, supo que ese era el Elvis que quería para el programa: un Elvis puro, sin artificios, tal como era. De este modo, de su brillante mente surgió la idea de lo que se convertiría en el pasaje más auténtico del Special: Elvis arropado por sus amigos en el cuadrilátero del sit down, dándonos una vez más todo lo mejor de sí mismo. 


    Elvis volvió, en los sit downs, a los orígenes de su arte y de su alegría: la música era de nuevo vía de expresión y comunicación para un hombre cuya identidad respiraba entrecortadamente bajo el peso de su imagen, un artista que había visto su potencial cercenado por el filo de los compromisos contractuales y el beneficio económico. En el cuadrilátero Elvis peleó con dureza contra la frustración, las dudas y las máscaras que, en el transcurso de la última década habían ido desvirtuando la efigie del sueño americano que él llegó a encarnar. A sus 33 años volvía a ser tan visceral, seductor e inclasificable como cuando tomó la corona de la música popular con 21 primaveras, o más aún, si cabe; los clásicos de su repertorio a los que Elvis recubrió con el mismo cuero que se ceñía a su propio cuerpo sonaron más salvajes, frescos y limpios que nunca.


    Ya no era el muchacho que se ponía de puntillas cuando cantaba, el cantante condenado por reverendos, diputados y asociaciones de padres; era un Elvis maduro, pero que mantenía sus raíces y sus valores. Pero la prueba definitiva para él, estaba todavía por llegar, aún no se había enfrentado al reto final: actuar solo ante su público. Ese día, ya no estarían sus amigos sentados junto a él y ese cuadrilátero estaría vacío; solo él, la orquesta en la penumbra, sus miedos, su inmensa grandeza y su público. Elvis saldría al cuadrilátero con una fuerza arrolladora, un espíritu agresivo, sexual y lleno de arrojo. A pesar de sus fantasmas su voz arrancaría de un modo desgarrador, presagiando un show majestuoso; aquí estaba de nuevo ese Elvis más maduro, con una fuerza felina y una sexualidad y vitalidad renovadas. Su actuación, cautivaría al público, con la fuerza del artista que canta desde sus entrañas, con el espíritu que nunca perdió. Elvis había reafirmado su resurrección.


    El show también trataba de contar una historia, en ciertos aspectos basada en la propia biografía de Elvis. En diferentes secciones dramatizadas y coreografiadas, con el tema "Guitar Man" como leitmotiv, el rey encarnaba a un guitarrista en busca de fama, fortuna y un lugar en el mundo, que en el camino se topaba con personajes hostiles y tentadores que ponían a prueba su temple y sus principios. El momento culminante de la narración llega cuando el guitarrista siente la necesidad de aferrarse a su fe y da testimonio en forma de un vigoroso medley de canciones espirituales con las que comparte su travesía mística. Una vez más, como tantas otras a lo largo de la carrera y la vida de Elvis, la música religiosa sirve de faro al hombre y expone al artista en su versión más pura y brillante.


    Este segmento gospel del programa preocupaba de una forma muy especial a Elvis, pero en esta ocasión, no porque tuviera miedo a los resultados. Su inquietud se debía al gran respeto que para él suponía cantarle a su Dios, para él era algo muy personal e íntimo, ya que el gospel hizo impronta en él hasta su misma esencia, desde el primer día que asistió a la Iglesia en su Tupelo natal. Steve lo planificó como un segmento doble: por un lado se realizaría un medley con sus canciones gospel, y por otro, puesto que Steve siempre amó a los bailarines, se haría un número de baile. Es por lo cual esa secuencia comienza interpretada por el bailarín Claude Thompson, que cuando desaparece de escena, deja paso a un grupo de hermosas mujeres vestidas de blanco y de hombres vestidos de negro, con un impresionante Elvis al fondo de la escena, cantando en oración a su Dios, impecablemente vestido con el color de la misma sangre derramada en la cruz.

    Elvis seguiría cantando música gospel después de este programa, y su música siempre estaría impregnada de él, pero nunca volvería a hacer una declaración de intenciones tan rotunda como la que hizo en este medley. Éste sería otro de los grandes momentos de este Special.


    Pero durante la realización del programa, Elvis además de esa lucha interior con sus inseguridades, también se encontraba devastado por los recientes asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy.

    Elvis pasaría mucho tiempo, hablando con Steve Binder, acerca de estos magnicidios y de la situación que se vivía en su país, expresándole sus sinceros deseos de hermandad y su sueño de construir un mundo mejor.

    Fue en ese momento, cuando Binder, tuvo un nuevo insight y supo que Elvis tenía un importante mensaje que transmitir a su país y al mundo. Y fue este sentir de Elvis lo que llevó a la creación de la canción ''If I Can Dream''; una canción en homenaje a Martin Luther King, que aludía directamente a su discurso de 1963, "I Have a Dream''.

    Steve Binder no podía permitir que su programa finalizara con una canción de navidad, tal y como tenía planeado el coronel, y sobrecogido por la desolación de Elvis, tuvo una nueva iniciativa, de esas que hacían de él un genio y le dijo a Walter Earl Brown, encargado de los arreglos vocales: "Escríbeme la mejor canción que jamás hayas escrito ''

    Y para ese Elvis soñador, ansioso de transmitir un mensaje de paz y entendimiento, Brown creó "If I Can Dream".

    Cerremos los ojos por un momento e imaginemos a Elvis en el estudio, cantando con las luces apagadas, absorto por completo en la canción, el micrófono en el suelo y postrado de rodillas.

    Las lágrimas caían por las mejillas de las coristas y nadie de los allí presentes había asistido jamás a una escena tan emotiva y desgarradora.

    Cuándo Elvis interpretó la canción para el programa, lo hizo con tal emoción y pasión, que cantaba como si su sueño fuera nuestro sueño, era el grito de un artista sumido en un profundo lamento.

    Al final de la canción Elvis levanta los brazos, casi en postura de crucifixión, como si su canto hubiera drenado su propia esencia, haciendo sangrar la música y abriendo nuestras almas de par en par a su mensaje.


    En su conjunto, el programa provocó una profunda catarsis en Elvis Presley, haciéndole recobrar la confianza perdida y conectándolole con las fuentes primarias de su arte, que no eran otras que la música honesta y el contacto directo con la audiencia. El momento no podía ser más propicio; la carrera de Elvis parecía ir a la deriva. El pionero por excelencia del rock and roll había permanecido ajeno a los dramáticos cambios sufridos por el estilo musical que él ayudó a edificar y por el mundo que bailó al compás de sus primeros himnos. En los años en que el rock trascendió su papel de clarín de la libertad individual y la rebeldía juvenil para convertirse en el altavoz de la lucha social en un mundo convulso y hostil, Elvis malgastó su talento y su capacidad para comunicar, atado a una cadena demasiado larga de películas insustanciales con sus respectivas bandas sonoras. Cualquier otro artista con un mínimo menor de solidez no hubiera resistido semejante travesía por el desierto, pero el gran talento que Elvis nunca dejó de tener eclosionó nuevamente hasta alcanzar un esplendor inédito gracias a las reacciones químicas provocadas por la música y la letra correctas.

    Con las excepciones de "If I Can Dream" y posteriormente "In The Ghetto" , "Walk A Mile In My Shoes" y alguna otra pieza, tras el Comeback Special Elvis no se convirtió en portavoz explícito de la lucha social, pero su música adquirió una personalidad y hondura que conmocionaron a sus antiguos seguidores y captaron a infinidad de nuevos acólitos, consiguiendo una clase diferente de comunión cuya longevidad ha superado con creces a cualquiera de las manifestaciones socioculturales de aquella era: el movimiento hippy hoy está muerto y enterrado, en tanto que el colectivo de gente tocada y transformada por Elvis sigue ardientemente vivo.

    Desde la "muerte" del antiguo Elvis y posterior "resurrección", el discurso lírico del rey surgió, engrandecido, de la más profunda introspección en su propia alma. Particularmente, las canciones de amor y desamor se convirtieron en proyecciones directas de su propia experiencia vital. La música espiritual tomó un papel protagónico en los conciertos, ya fuera interpretada de manera explícita o impregnando, en forma de arreglo musical o enfoque interpretativo, todo el repertorio de Elvis. El Comeback Special es un componente básico en la perenne popularidad de Elvis, tanto o más incluso que su espectacular surgimiento y expansión mundial en la década de 1950, pues fue la antesala de la etapa más controvertida, intensa y humana del artista.

    Los años en que los verdaderos fans afianzaron su compromiso con el rey y aquellos que solo admiraban al estereotipo juvenil quedaron desenmascarados.

    viernes, 10 de diciembre de 2021

    "Tal día como hoy..." por Mahnuel Muñoz

     


    Tal día como hoy, en 1975, Elvis ofrecía un concierto en el Hotel Hilton de Las Vegas. El show daba comienzo en torno a las 22 00h y en principio debía ser uno más de los muchos recitales al uso en ese momento. Pero por fortuna para los felices asistentes-y para nosotros, que podemos escuchar esta interesante grabación hecha desde la audiencia-esa velada mostraría a un Presley particularmente inspirado e inmerso en su tarea de ofrecer un buen espectáculo. 

    Ya desde los primeros compases del concierto Elvis desprende una energía arrebatadora y unas tremendas ganas de pasarlo bien; después de la clásica apertura con "See See Rider", sorprende al público con "Can't Help Falling In Love", que, como es sabido, era la canción con la que el rey cerraba sus actuaciones. Los músicos también están perplejos y titubean durante la ejecución de la pieza, sin saber qué esperar de lo que está ocurriendo. La estupefacción debió ser aún mayor cuando a continuación suena el "Closing Vamp" con el que Elvis abandonaba siempre el escenario, y de hecho, el rey desapareció brevemente de la tarima para regresar bromeando acerca de que pensaba que el concierto había terminado. El público rió y disfrutó de las ocurrencias y comentarios de Elvis, y el propio cantante parecía cómodo y relajado durante el evento. 

    Durante los más de setenta minutos que se sucedieron, el rey ofreció un repertorio en el que, como de costumbre, se mezclaron clásicos de su cancionero con grabaciones recientes, estas últimas interpretadas con particular entrega. "And I Love You So" y "Fairytale", recogidas en su más reciente LP "Today" recibieron preciosas lecturas en voz e interpretación. "Polk Salad Annie" fue sazonada con especias picantes y mucho calor por parte de los "cocineros" de la banda, y los temas que Presley empleó para exhibir su potencia vocal y dramática, como "You Gave Me A Mountain", "Just Pretend", "How Great Thou Art" o "My Way" nos dejaron momentos memorables, en los que un Elvis fundido con la creación musical en directo se permitió el lujo de cortar varias veces un tema al comienzo hasta encontrarlo a su gusto, realizar inflexiones vocales insólitas, recrearse en reprises y hasta hacer pequeños duetos. Una verdadera delicia que el precario sonido de la grabación no puede ocultar. Disfrutad de ésta preciosa rareza en un rincón tranquilo y agradable, con unos auriculares, recibid al fin de semana con una sonrisa,y recordad que pase lo que pase, Elvis somos todos 🥰.

    miércoles, 8 de diciembre de 2021

    El Rey y el Presidente

     "El rey y el presidente"

    Por Mahnuel Muñoz 





    El 12 de mayo de 1960 se emite el "Frank Sinatra Timex Special" en la cadena ABC. Los invitados de Frank en este extraordinario show histórico fueron Elvis Presley, Sammy Davis Jr., Peter Lawford, Nancy Sinatra, y Joey Bishop. Magnífico en su uniforme militar, El Rey hace su primera aparición junto a Frank tras cumplir su servicio militar. El show está repleto de momentos imborrables, pero sin duda, pasará a la eternidad el dúo entre los dos reyes de la música popular, interpretando "Love Me Tender" y  "Witchcraft".


    Frank Sinatra y Elvis mantuvieron una relación complicada, consecuencia natural de ser los dos cantantes mas grandes del siglo XX y pertenecer a generaciones diferentes. La controversia ha servido durante años para enfrentar a fans, en un debate estéril y a veces dañino. ¿Por qué elegir?


     Sinatra-a quien el mundo del espectáculo puso numerosos apodos, entre ellos  "el presidente de la junta" -nunca entendió ni apreció el rock ni a sus artífices, al igual que Elvis tuvo sus reservas respecto a los nuevos sonidos que surgieron en las décadas de 1960 y 1970, aunque ambos se beneficiaron de sus aportaciones. Con ésto debería quedar zanjada la cuestión. 


    Cuando Elvis explosionó, en 1956, el mundo entero se puso patas arriba. La actitud de Frank fue de desdén y paternalismo, pero no era nada personal contra el Rey; como casi toda gran figura artistica, Sinatra detestaba cualquier cosa que le restara la atención del público, y no olvidemos que en ese glorioso año Frank volvía a estar en la cumbre tras una dolorosa y sonada "resurrección" artística en 1953, con un Oscar por "De Aquí A La Eternidad " y un contrato con el sello Capitol Records que le hizo leyenda viva en cuestión de dos discos. 


    Pero La Voz tuvo que tragarse la arrogancia en 1960 al comprender que invitar a Elvis a su programa de televisión, "The Timex Show" cuando el muchacho de Tupelo regresó del servicio militar era una extraordinaria oportunidad de conseguir una buena audiencia. Además, Frank declaró a la prensa: "(...)Después de todo, el chico ha estado fuera dos años, y tengo la sensación de que cree realmente en lo que hace". Frank, poco  aficionado a elogios y frases hechas, daba, de algún modo, su bendición a Elvis.


    El regreso de Elvis era el acontecimiento más esperado por el público y el show business.  El rock and roll estaba en crisis y todos querían conocer hacia donde se dirigía su rey. A Presley, más alla de etiquetas estilisticas, aquel programa le sirvió para obtener la aprobación del público más conservador, y a Frank le dio muchos televidentes: casi el setenta por ciento de la audiencia estadounidense sintonizó el show para ver a los monarcas de la música juntos por primera y única vez.





    En esa época, Elvis empezó a salir con la actriz Juliet Prowse, justo después de que se rompiera un compromiso matrimonial entre ella y Frank Sinatra. A lo largo de los años, se ha dicho que Frank se enfadó con Elvis por salir con Juliet, lo cual no es cierto. Sinatra no estaba enamorado de ella, su compromiso fue un truco publicitario y ni siquiera mientras estaban "prometidos" le importó que saliera con otros, siempre que fuera discreta y no le pusiera en una situación incómoda. 


    "¿Que quiere acostarse con Elvis Presley? Bueno, allá ella - comentó Frank a uno de sus colaboradores-. Pero va a sufrir una auténtica decepción después de haber estado conmigo. ¡Ja!". Frankie...genio y figura...


    En mayo de 1965 Frank Sinatra y Elvis Presley volvieron a coincidir en un acto público en el que el Rey donó 50.000 dólares al Fondo de Auxilio Cinematográfico. Sinatra y la actriz Barbara Stanwick recogieron el talón. 



    El 1 de mayo de 1967 Elvis  y Priscilla fueron a casarse a Las Vegas a bordo del reactor privado de Frank. 


    En 1969, tras su increíble retorno a Las Vegas, Elvis acudió al estreno de Nancy Sinatra en el Hotel International y se fotografió junto a Frank y Fred Astaire. A esas alturas Elvis ya pertenecía por derecho propio a las más altas esferas del espectáculo, las que brillaban más allá de modas. 



    A finales de agosto de 1975 Elvis fue ingresado en el hospital para tratar diversos problemas de salud, agravados por su agotadora agenda en Las Vegas. Durante su ingreso, recibió la llamada de Frank, que le dijo que no permitiera que "esos bastardos" lo mataran. Elvis entendió que se refería no sólo a Las Vegas, sino a todo el delirante entramado que le rodeaba.


    En 1977, cuando los ex-guardaespaldas de Elvis, Red y Sonny West escribieron un infame libro que aireaba trapos sucios, reales o imaginarios, de la estrella, el entorno de Sinatra propuso tomar cartas en el asunto e impedir la publicación . Elvis declinó la oferta. 


    En 1979 Frank estuvo inmerso en la grabación de su ambicioso proyecto "Trilogy ", un triple disco con standards del Gran Cancionero Americano, temas de pop contemporáneo y una ambiciosa suite orquestal. Entre la selección de temas de pop se encontraba una respetuosa y emotiva versión de "Love Me Tender" que cerraba armónicamente un círculo iniciado dos décadas atrás, precisamente con esa misma canción. En el dúo junto al Rey, Frank pasaba sobre la canción con cierta ligereza. En 1979, Sinatra interpreta con corazón y solemnidad, me gusta pensar que a modo de homenaje a un hombre con el que tenia mucho en común y que, quizá en otras circunstancias, hubiera sido un buen amigo.

    martes, 7 de diciembre de 2021

    "Welcome Home Elvis" por Rosa García Mora

     Welcome home Elvis.


    El día 7 de marzo de 1960, un tren llega a Memphis a las 7.45 am, en medio de una tormenta de nieve. En él viaja Elvis, de vuelta a casa, tras finalizar su compromiso con el ejército de los Estados Unidos.

    Muchos fans esperaban temprano por la mañana, en Union Station de Memphis, para darle la bienvenida a casa.

    Después de saludar a los fans, Elvis se dirigió a Graceland.

    Por la tarde, ese mismo día de su llegada, hubo una conferencia de prensa en la oficina de Vernon, en un pequeño edificio justo detrás de Graceland, en la que unos 50 periodistas le bombardearon a preguntas: Qué había aprendido de la vida en el ejército?. Cómo iba a cambiar su música?. Había decidido ya su primer single?... Elvis les dijo a todos lo contento que estaba de estar en casa nuevamente y salió airoso de la situación, con el mismo aplomo que siempre lo hacía en todas las ocasiones públicas. El árbol de Navidad de nylon blanco colocado en un rincón de la habitación, con las luces centelleantes y lleno de lo que parecían regalos de Navidad, seguía ahí como recuerdo de la última Navidad que Elvis había celebrado en Graceland, antes de partir para su Servicio Militar.

    Un día muy feliz, sin duda, en la vida de Elvis.




    sábado, 4 de diciembre de 2021

    "Tal día como hoy..." por Mahnuel Muñoz

     


    Tal día como hoy, pero en 1956, Elvis recorría en coche Union Avenue acompañado por el disc jockey Cliff Gleaves y la bailarina Marilyn Evans. Al pasar por el número 706, sede de Sun Records, le llamó la atención la cantidad de Cadillacs estacionados en la puerta, señal inequívoca de que estaba teniendo lugar una sesión de grabación. El rey decidió pararse a saludar y en el interior del estudio encontró a Sam Phillips, que estaba trabajando con Carl Perkins y Jerry Lee Lewis. 


    Lo que en principio era una conversación sobre diversos temas derivó inevitablemente en una jam session en la que los pioneros del rock and roll celebraron su presente, su futuro y el regalo de la música con canciones improvisadas de lo más variopinto, desde temas espirituales ("Farther Along", "I Shall Not Be Moved") a rock recién sacado del horno ("Brown Eyed Handsome Man" de Chuck Berry) e incluso un tema de Bing Crosby de origen latino ("You Belong To My Heart "). Sam Phillips supo que debía inmortalizar ese momento histórico y no sólo grabó casi toda la sesión, sino que llamó a otra gran estrella de la compañía, Johnny Cash, a dos periodistas musicales y un fotógrafo para dar buena cuenta del fortuito encuentro entre los nuevos líderes de la canción juvenil. Aunque Cash afirma haber cantado en la sesión, su voz no se distingue en la grabación, pero para Sam, avispado hombre de negocios, fue demasiado fuerte la tentación de incluirle en la foto junto al resto de protagonistas-y con ello bautizar al evento como "El Cuarteto Del Millón De Dólares", nombre que pasó a la posteridad y aún hoy día excita nuestra imaginación, que trata de visualizar y sentir la belleza y la magia que insinúa la música recogida en esas cintas.

    Artículo de Mahnuel Muñoz.

    viernes, 3 de diciembre de 2021

    "The Wonder Of You" por Rosa García Mora

     


    "The Wonder Of You".


    El pianista de Elvis, Glen. D. Hardin, escuchó la canción "The Wonder Of You" y sintió que sería algo muy especial en la voz de Elvis, por lo cual le pidió a su compositor, Baker Knight, su consentimiento para que Elvis la grabara. Incluso sería el propio Glen .D. quien realizaría los arreglos para la canción.

    Baker, que admiraba profundamente a Elvis, estuvo encantado de que Elvis interpretará su canción. Y aquí comienza la historia de una de las canciones más queridas por sus fans y por el público en sus actuaciones. Cuando llegó a oídos de Elvis, le encantó y no dudo en incorporarla a su repertorio de Enero - Febrero de 1970, para su nueva temporada en Las Vegas.


    La canción fue grabada por Elvis, el Miercoles 18 de febrero de 1970, en directo, en el International Hotel de Las Vegas en el Dinner Show, y se lanzaría en el LP "On Stage" en Junio de 1970. 


    "Cuando nadie más puede entenderme

    Cuando todo lo que hago está mal

    Me das esperanza y consuelo

    Me das fuerzas para seguir adelante

    Y siempre estás ahí para echarme una mano

    En todo lo que hago

    Eso es lo maravilloso

    La maravilloso de ti".


    Una bellísima canción; un canto al amor, amable y entrañable, que en voz de Elvis, se llena de ternura, gratitud y dulzura hacia esa persona amada, que siempre está con él para darle consuelo, paz y esperanza; su voz brilla cuando la canta, porque cuando la felicidad de otro es tu felicidad, eso es amor, eso es...lo maravilloso de ti.

    jueves, 2 de diciembre de 2021

    "You'll Never Walk Alone" por Rosa García Mora

     


    "You'll Never Walk Alone"


    "Cuando caminas a través de la tormenta, no hay luz al final del túnel, tienes miedo a la oscuridad, y tus sueños son sacudidos y golpeados... mantén la cabeza bien alta y no tengas miedo a la oscuridad..., al final de la tormenta hay un cielo dorado... Camina a través del viento, a través de la lluvia, con esperanza en tu corazón y así nunca más caminarás solo".


    Una maravillosa letra de alma y esperanza, y una melodía, en la interpretación de Elvis, con ese hermoso y profundo sabor gospel que tanto amaba.

     

    "You'll Never Walk Alone" fue grabada por Elvis el lunes 11 de septiembre de 1967 en el  estudio B de la RCA de Nashville. Estas sesiones de septiembre supondrían una inflexión en el crecimiento artístico de Elvis, que se hallaba inmerso en las grabaciones de bandas sonoras para sus películas. Fue el propio Elvis el que tocó el piano en la interpretación de esta canción. Para la  toma master se realizó un empalme de 30 segundos de la toma 8 y la última parte de la toma 1. Se lanzó en single como cara B de "We Call On Him" el 26 de marzo de 1968.

    Fue compuesta por los grandes Richard Rodgers (música) y Oscar Hammerstein (letra) para el musical Carousel, estrenado en Broadway en el año 1945, y fue grabada por muchos grandes artistas cómo Gerry and the Pacemakers, Frank Sinatra, Roy Hamilton Johnny Cash, Barbra Streisand o Mahalia Jackson, entre otros muchos.


    Cantada por los seguidores del Liverpool F.C. en 1963, la canción se convirtió en el himno del Club, que hizo suyo su título como lema oficial en su escudo. La canción es cantada al unísono por sus seguidores, momentos antes del comienzo de cada partido,

    en su estadio de Anfield, con la versión de Gerry and the Pacemakers sonando a través  del sistema de megafonía. Creando un emotivo comienzo en cada partido.


    La interpretación que Elvis realiza de este tema, con la voz en su máximo esplendor, es absolutamente escalofriante y llena de alma, con una espiritualidad que te lleva hasta las lágrimas y nos hace beber de la fuente de  la fe y la esperanza, hasta en el aire que escapa entre cada uno de sus fraseos. Una canción para guardar también en nuestros corazones, que siempre nos recordará que nunca caminaremos solos.

    martes, 30 de noviembre de 2021

    "El día que Elvis invadió Alemania" por Rosa García Mora



    Elvis pisó suelo alemán por primera vez como soldado del ejército de los Estados Unidos el día 1 de octubre de 1958, tras completar se entrenamiento básico en Fort Hood, Texas.

    Había partido en el barco General Randall, que salió de  la Terminal del Ejército de Brooklyn en Nueva York el 22 de septiembre de 1958 y llegó a Columbus Quay, en Bremerhaven, con su división, el miércoles 1 de octubre de 1958 con Elvis y más de 1000 soldados estadounidenses.


    Elvis fue recibido por una multitud de fans entusiastas, que gritaban a su ídolo y lo saludaban. Era impresionante ver como la policía se veía soprepasada ante la avalancha de jóvenes fans. Un enorme despliegue de prensa y  fotógrafos también le estaban esperando para darle la bienvenida.


    Allí un tren les estaba esperando para salir de Bremerhaven. Ese tren que le llevaría a su nueva unidad en el 32° Regimiento de Tanques de Estados Unidos en Friedberg, donde iba a pasar los próximos 18 meses, en Ray Barracks.


    El día que Elvis llegó a Bremerhaven, cuando bajaba del barco y cruzaba la pasarela, con su petate al hombro, hubo una curiosa anécdota. Un fan de 16 años, Helge Rotenberg, consiguió saltarse todas las barreras de la policía y trepar por la pasarela del barco, para conseguir un autógrafo de Elvis!. Cuando consiguió esquivar a la policía alemana y a la policía militar estadounidense y llegó hasta Elvis, consiguió qué Elvis cogiera sonriente el papel y el bolígrafo, con tan mala suerte qué Elvis solo tenía libre su mano izquierda y no pudo sostener el bolígrafo, que cayó al suelo... con lo cual Helge, no pudo conseguir su autógrafo. Después de su hazaña, la mala suerte hizo que joven no pudiera llevar a cabo su sueño de tener un autógrafo de Elvis, aunque sí consiguió, al menos, llegar hasta su ídolo. Los fotógrafos inmortalizaron este momento.


    domingo, 28 de noviembre de 2021

    UNA MILLA DE SABIDURÍA por Mahnuel Muñoz




    Cuando Elvis retomó a finales de la década de 1960 la relevancia cultural ostentada desde sus inicios y que se había diluido en Hollywood, lo hizo con un enfoque diferente, combinando la necesaria faceta de showman con un componente confesional que le acercó más que nunca a su público y sacó a la luz una humanidad hasta entonces sepultada bajo el denso alud de su leyenda. Tras convertirse en el icono del rock and roll y el rey del cine familiar, Elvis se encontró a sí mismo en el lugar en que todo comenzó, la música pura y sin compromisos. "If I Can Dream", el himno de amor fraternal que cerraba el Comeback Special de 1968 arrancó de las entrañas del rey la promesa de no volver a cantar una canción o interpretar un papel en los cuales no creyera, y lo que es aún más importante, nos dejó una de las muchas lecciones de vida que nos hacen crecer como seres humanos si, más allá de oírle cantar, le escuchamos. "Si puedo soñar con una tierra mejor, donde todos mis hermanos caminen cogidos de la mano, dime por qué, oh, por qué mi sueño no puede hacerse realidad". 


    Ése, y no otro, es el camino que nos marcan las huellas de Elvis. Viajemos juntos, hay sitio para todos.


    El Elvis que regresó a los estudios de grabación a dejar impresa su alma en los microsurcos de sus discos llevaba un mensaje de amor y unidad más grande y auténtico que el del movimiento hippy. Lejos de perderse en universos psicodélicos, su discurso nacía de la terrenalidad más absoluta, del amor entre padres e hijos, amigos y vecinos que compartían tristezas y alegrías en la casa, el trabajo y el barrio, gente de diferente raza, credo y condición con la misma esperanza, el mismo miedo, el mismo hambre, los mismos deseos. Y asi, en las sesiones celebradas en 1969 en los American Studios-e incluso en sus nuevas grabaciones para películas-entre un deslumbrante muestrario de canciones de amor y desamor nacieron odas al hogar y la familia ("Don't Cry Daddy", "Mama Liked The Roses", "Only The Strong Survive"), los dramas sociales ("In The Ghetto", "Long Black Limousine", "Change Of Habit") y reflexivas introspecciones en busca de la propia identidad ("Who Am I?", "Stranger In My Own Hometown", "True Love Travels On A Gravel Road" o "Without Love") . De todas las canciones mencionadas podemos citar más de una frase inspiradora que nos ha servido y hoy día nos sigue sirviendo como salvavidas en el proceloso mar de la mezquindad humana, pero ahora creo que es especialmente procedente recordar versos de "True love..." y "Without Love": 


    "A través de los años hemos tenido tiempos difíciles y lágrimas

    Pero solo ayudaron a que nuestro amor creciera

    Y estaremos juntos sin importar cuán fuerte sople el viento" ("True Love...")


    "Sin amor no tengo nada

    Sin amor no tengo nada en absoluto

    He conquistado el mundo

    Lo he tenido todo menos una cosa,

    Sin amor no tengo nada en absoluto" (Without Love")


    Recordar esas verdades cada día y ponerlas en práctica es el mejor tributo que podemos rendir a Elvis Presley. De nada sirve ser grande y transitar con vehemencia por calles pavimentadas de oro si tu corazón carece de bondad y empatía. El amor se mueve por carreteras secundarias, con baches, grietas y grava, pero que al final nos llevan al destino deseado: la alegría y la paz de espíritu. Y trabajar con amor, sin invertir un segundo en  mirar por encina del hombro al compañero o desdeñar su tarea es el camino directo hacia el éxito, no tanto un éxito social como un éxito humano.


    Durante la década de 1970 se dio la paradoja de que bajo su apariencia más efectista Elvis ofreciera un arte más revelador e intimista. En sus conciertos, junto a las recreaciones de los clásicos de los '50 y '60 y versiones muy personales de los éxitos comerciales del momento, el rey obsequió a su audiencia con piezas cargadas de mensajes que podríamos calificar de  autobiográficos, entre los que destaca "Walk A Mile In My Shoes", una composición de Joe South que había obtenido una buena acogida en las listas de ventas desde su lanzamiento en enero de 1970 y de la que se registraron versiones de diferentes cantantes, además de la que hizo el propio compositor. 


    La canción es un alegato en favor de la tolerancia racial, la compasión y la visión con perspectiva, y en el contexto actual sigue, por suerte o por desgracia, de plena actualidad. Aplicada a la propia naturaleza humana y artística de Elvis, la pieza es un mensaje directo a sus detractores, siempre aplicados a cuestionar dañinamente cada uno de los pasos o decisiones del rey. Asimismo, es un llamamiento al mundo para ver más allá de las apariencias y etiquetas sociales.


    "Si yo pudiera ser tu, si tu pudieras ser yo

    Por solo una hora, si pudiéramos encontrar una manera

    Para entrar en la mente de los demás

    Si pudieras verte a través de mis ojos

    En lugar de tu propio ego,

    Creo que te sorprendería ver

    Que has estado ciego


    Camina una milla en mis zapatos

    Solo camina una milla en mis zapatos

    Antes de abusar, criticar y acusar

    Camina una milla en mis zapatos


    Ahora, si pasamos el dia

    Lanzándonos piedras el uno al otro

    Porque no pienso

    O no llevo mi cabello de la misma manera que tú 

    Bueno, puedo ser gente común

    Pero soy tu hermano

    Y cuando golpeas

    Tratando de lastimarme

    Te estás lastimando a tí mismo 

    Señor, ten piedad


    Ahora, hay gente en reservas 

    Y en el gueto

    Y hermano, allí,  por la gracia de Dios

    Vamos tu y yo,

    Si tan solo tuviera las alas de un pequeño angel

    ¿Sabes? 

    Volaría hasta la cima de una montaña

    Y luego lloraría, lloraría, lloraría"


    La canción es interpretada por Elvis con la alegría de un alma noble, el temple y la autoridad de un cantautor, la verdad de un luchador cuyas heridas aún no se han curado y el fuego de un joven líder idealista ávido de compartir su don con su familia, con su grey y con la humanidad, y dejar su impronta no sólo en la historia del mundo, también en el mapa emocional de cada individuo que entra en contacto con el arte del hijo de Tupelo. El mensaje contenido en los versos de Joe South exorciza los demonios y convoca a los ángeles de Elvis Presley, y expone al hombre y a la deidad musical en un solo cuerpo, sobre el escenario, dándonos una lección que no debemos olvidar si queremos que el mundo sea un lugar mejor, y que puede resumirse en "Men With Broken Hearts", una composición de Hank Williams, que Elvis recitó parcialmente en escena: 


    "Nunca has caminado en los zapatos de ese hombre,

    Ni viste las cosas a través de sus ojos,

    Ni te paraste a mirar con las manos indefensas

    Mientras el corazón dentro de tí se muere.

    Así que ayuda a tu hermano en el camino,

    No importa donde empiece,

    Porque el Dios que te hizo a ti también hizo

    A estos hombres con los corazones rotos"


    Nunca es tarde para tomar el camino correcto: el de la concordia, el respeto y la cooperación. Si no entendemos esto, entonces no entendemos a Elvis, por mucho que nos guste seguirle.