TRANSLATOR / TRADUCTOR

REPRODUCTOR

    Seguidores

    domingo, 31 de octubre de 2021

    EL Último Rugido En La Jungla

    por Mahnuel Muñoz
    Los dias 29 y 30 de octubre de 1976 tuvieron lugar las últimas sesiones de grabación de Elvis Presley, en la célebre Habitación de La Jungla de Graceland, la misma en la que unos meses antes se registraron las canciones para el elepé "From Elvis Presley Boulevard, Memphis, Tennesee", una estancia que, en palabras de mi estimada Amalia Perales, contiene una fuerte impregnación emocional capaz de robar lágrimas. Las expectativas de éxito eran buenas, trabajando en el entorno de su hogar y con una banda compuesta por rostros habituales (James Burton, John Wilkinson, Chip Young y Charlie Hodge a las guitarras, Jerry Scheff al bajo, Ronnie Tutt a la batería, Tony Brown y David Briggs a los pianos acustico y eléctrico respectivamente y los coros de JD Sumner & The Stamps, Kathy Westmoreland, Myrna Smith y Sherrill Nielsen), pero lo cierto es que fueron dos jornadas poco productivas, que el Rey afrontó sin interés; abandonaba el estudio entre canciones para recluirse en su cuarto y se dejaba dispersar por cualquier nimiedad. Le corroía la preocupación por la próxima salida del libro en el que Red West, Sonny West y Dave Hebler, recientemente despedidos del entorno del cantante, se iban a explayar acerca de sus aspectos más íntimos. Sin poder calcular el alcance de las revelaciones del libro, Elvis se puso en el peor escenario y su mundo, ya resquebrajado, colapsó por completo. Pero al igual que las ruinas de un palacio no pueden ocultar la grandeza pasada, el Rey fue capaz de exhibir la suya en tan difíciles circunstancias y rugir por última vez con la autoridad de siempre. (NOTA: Se añadieron a las cuatro canciones unos arreglos posteriores con nuevas pistas vocales e instrumentales entre enero y abril de 1977.)
    REPERTORIO "IT'S EASY FOR YOU" Probablemente, la única composición que Tim Rice y Andrew Lloyd Webber firmaron fuera del ámbito del teatro musical, en el que consiguieron la universalidad con títulos como "Jesucristo Superstar"(1971) o "Evita" (1978) Es el desgarrador relato de un hombre que ha perdido a su familia por una amante que también le abandona. La cercanía con la realidad de Elvis es casi insoportable; Linda Thompson, compañera de Elvis en los últimos años, había decidido marcharse tras no poder asumir por más tiempo la responsabilidad que suponía su relación con él. El artista hunde las manos en el pozal de angustia de su alma para modelar una interpretación sangrante y precisa que merece situarse entre lo más inspirado de su producción tardía. Es también una prometedora muestra de la solvencia que Elvis hubiera demostrado en el nuevo pop de finales de los 70 y primeros de los 80. El tema sirve para cerrar el elepé "Moody Blue ", y los versos "Si te cansas de la buena vida, llámame en uno o dos años" son particularmente desoladores sabiendo que cuando el disco salió a la venta, a Elvis le quedaban apenas dos meses de vida.
    "WAY DOWN" Un rock and roll futurista y sobrealimentado, rompedor en un tiempo en que el punk hacía volver la vista a lo básico. Con trazas de blues y gospel, la composición de Layng Martine Junior triunfa donde "Burning Love" no pudo, mostrando a un Elvis enérgico, evocador y hasta amenazante, a la altura de los primeros años 70. La voz suena firme y temperada, la sección rítmica es una maquina precisa y contundente y los coros aportan un color vivo a la mezcla, excelentemente producida. No me cabe duda de que hubiera sido un momento álgido en sus directos. Se grabó la instrumentación de un tema titulado "There's A Fire Down Below",compuesto por Jerry Scheff, en la misma línea estilística de "Way Down". Aunque a Elvis pareció gustarle el tema, sus intenciones de grabarlo pronto se esfumaron en medio de una retahila de chistes malos y palabrotas. "PLEDGING MY LOVE" Este tema de Ferdinand Washington y Don Robey fue propuesto por Chip Young durante las sesiones. Habia sido un éxito póstumo para el cantante Johnny Ace, que murió en la navidad de 1954 a los 25 años tras dispararse accidentalmente con un arma. Tomando como base en la versión que el cantante Delbert McClinton había publicado recientemente-pero, por supuesto, mejorándola en todos los aspectos- Elvis regresa al año de su florecimiento artístico, y el recuerdo de sus primeras experiencias y emociones parece avivar el fuego en su corazón y su garganta, que pone al servicio de una lectura magistral del tema, reuniendo a su altura a los músicos, que parecen disfrutar del viaje, en una especie de jam session en la que la brújula es el gozo puro y simple por la música, en la línea de "Merry Christmas Baby "(1971) o "Tiger Man" (1975). Este tema y "Way Down" se publicaron en un single que alcanzó el numero 18 en las listas de Estados Unidos y las coronó en el Reino Unido. "HE'LL HAVE TO GO" Elvis pone punto final a su obra en estudio con el country, tal y como empezó en 1954 con "I Love You Because". En este caso revisa un éxito de Jim Reeves de 1960, el mismo año que el Rey volvió del servicio militar para iniciar una nueva etapa como artista para todos los públicos y taquillerísimo actor. Al parecer, Elvis registró su voz el 31 de octubre de 1976 sobre la instrumentación grabada el día anterior, durante una de las frecuentes "huidas" del cantante. A pesar de ello, la interpretación de Elvis es sólida y cautivadora. Está inmerso en el relato, que se revela como una amarga secuela de "Are You Lonesome Tonight?" Su voz profunda y la pesada instrumentación me hacen verle agarrando el teléfono, en una esquina umbría de Graceland, con Priscilla al otro lado. El artista crea una atmósfera de despedida, densa y crepuscular, descorazonadoramente fiel al declive del hombre. El Rey, como un alquimista, en sus ultimos gestos, sigue sacando oro de las cenizas. En sólo cuatro canciones, Elvis Presley cierra el círculo de su carrera, con una mirada al presente de su música,-y un futuro que nunca llegó- así como un brindis a un glorioso pasado que, inexplicablemente, siempre pareció intentar olvidar. El material se incluyó en el álbum "Moody Blue"(1977), haciendo de él un testamento musical más significativo de lo que puede parecer si se escucha sin la debida atención.

    domingo, 24 de octubre de 2021

    "ELVIS SINGS THE WONDERFUL WORLD OF CHRISTMAS (1971)

    por Mahnuel Muñoz "Elvis Sings The Wonderful World Of Christmas (1971)
    La voz es una indiscreta ventana hacia el alma de un cantante y muestra sin pudor las flores y la basura. En Elvis es un hecho muy patente; al margen de la belleza de la voz, su canto nos hace partícipes del estado anímico del hombre y/o el artista. Un fan curtido es capaz de distinguir la dicha de Elvis al interpretar un tema triste y el dolor mientras canta una canción alegre: son leves matices, como la presión que ejerce en las notas altas y la manera en que las cubre, o el esmero con que redondea las notas bajas. Y por supuesto, su forma de emplear inflexiones, pausas, legattos y stacattos para sumergirnos en el historia. Por ello, es particularmente interesante -y algo triste- para mí acometer el análisis de "Elvis Presley Sings The Wonderful World Of Christmas"(1971), una obra que pretendía suceder al emblemático "Christmas Album" de 1957 y quedó reducido a un dulce navideño de corazón amargo, un producto estacional cuyo embalaje y arreglos ensoñadores no pudieron ocultar que su protagonista atravesaba días aciagos. La voz nos lo confesó todo. 1971fue un año de fuertes contrastes; comenzó con su nombramiento como uno de los Diez Jóvenes Destacados Del Año por parte de la Cámara Junior De Los Estados Unidos, un honor previamente concedido a figuras como Leonard Bernstein, Orson Welles o Howard Hughes. Llegaba a las tiendas el fenomenal elepé "Elvis Country", que fue bien recibido por la crítica y el público. Sin embargo, su primera temporada de conciertos en Las Vegas se vio enturbiada por la gripe, que restó intensidad en algunos recitales. Lejos de las tablas y las luces, Elvis parecia incapaz de enfocar sus energias hacia el arte, a causa quizá de unas serias dolencias oculares y el hecho de que su relación con Priscilla había derivado hacia una mutua indiferencia. Por ello, la grabación del album navideño-que se llevó a cabo tras una permanente insistencia del Coronel Parker-se vio contaminada por la desmotivación en Elvis que pronto se contagió entre los músicos. Se convocaron cuatro días de sesiones en marzo de 1971 pero finalmente solo trabajaron una noche, en la que Presley ignoró la agenda para grabar varios temas de género folk y un espiritual.
    Una nueva convocatoria a partir del 15 de mayo fue mucho más productiva, con un saldo final de treinta canciones en una semana, entre ellas, las que componen "The Wonderful World Of Christmas ". Pero el ambiente de trabajo estaba enrarecido, carente de la creatividad de antaño y dominado por la prisa, con un Elvis poco implicado y exhibiendo cambios de humor. La magia sólo regresaba cuando era capaz de conectar con la música que se ponía a su disposición, que habitualmente era material que apelaba a sus raíces culturales o a su momento personal.
    El disco nace, precisamente, con algo de dicha magia, una solemne y hermosa versión de "O Come, All Ye Faithful"(adaptación al inglés de "Adeste Fideles", un himno nacido en el siglo XVII, de incierto origen, atribuido a John Francis Wade ). El comienzo del tema, con Elvis, The Imperials y el piano de David Briggs es magnífico por su sencillez y elegancia; Presley contiene la voz para no distinguirse del coro ni romper la serena belleza del momento. Tras la primera vuelta, los golpes de la batería nos conducen a un súbito despliegue de la pieza, con la entrada de las cuerdas, el bajo, la percusión y voces femeninas, como auténticos ángeles. El coro masculino, incluido Elvis, mantienen su posición, la cúspide del tema se corona sin excesos y la pieza concluye majestuosa, pero abarcable. El siguiente corte, "The First Noel" es otro antiguo himno cuyo origen se halla en la Inglaterra del siglo XIX. Se escoge una instrumentación cálida y minimalista protagonizada por el órgano. Aquí Elvis intenta cantar con la pertinente delicadeza, pero de alguna forma el tono suena forzado y transmite una tensión, inadecuada a la historia, que se disimula cuando entra el coro. "On A Snowy Christmas Night " es una composición de Stan Gelberg, que ya escribió en 1965 "My Desert Serenade" para la banda sonora de "Harum Scarum". Destruye la atmósfera ancestral creada hasta el momento para sustituirla por una tramoya pop de escaso interés. El propio Elvis la despacha con una interpretación plana que bien podría pasar por mero ensayo de la letra con los músicos y el coro de fondo. La baja emisión de voz transmite sopor en lugar de ensueño y las bruscas subidas en el estribillo, lejos de emocionar, sobresaltan. Un claro ejemplo de la falta de trabajo en una pieza que por otro lado, falla tanto en forma como en fondo. El anticlímax continúa con "Winter Wonderland "(un viejo estandar de 1934 que tiene encanto en manos de Bing Crosby y Dean Martin pero que aquí no puede ser salvada a pesar de la jugosa coda bluesy) y el tema que da nombre al disco, una pieza ramplona a la que Elvis no quiere (o no puede) sacar el mínimo átomo de sabor. En "It Won't Seem Like Christmas (Without You)" se nos revela un Elvis completamente distinto, más cercano al artista honesto y contundente que nos enamora. El tema fue registrado el primer dia de sesiones; el cantante parece pues más concentrado e inspirado tras una magnífica grabación de "The Miracle Of The Rosary"-que habría sido una incorporación al álbum mucho más valiosa que cualquiera de las dos anteriores-y el tono angustiado que tiñe sus cuerdas vocales aporta el preciso toque de amargura a este lamento country de J.A. Balthrop con el que el Rey-quizás inconscientemente- nos introduce en una interesante saga de cuatro canciones dentro del disco que nos cuentan una historia que pudo ser un espléndido hilo conductor del álbum. "I'll Be Home On Christmas Day"es un blues del compositor Michael Jarrett (autor de otro hermoso lamento grabado por Elvis, "I'm Leavin")que parece retomar la historia de la anterior canción, cogiendo de la pechera a su desolado protagonista y poniéndole en el camino de vuelta a su hogar y los brazos de su amada. Elvis otorga a la narración un convincente tono de derrota, de borrachera vespertina-a modo de precuela de esa magnífica "Sunday Morning Coming Down" que consideró grabar en esta época y por desgracia nunca hizo-, sembrando la duda de si finalmente el personaje "tomó ese tren". Pero las dudas se disipan con "If I Get Home On Christmas Day", un esperanzado canto escrito por el compositor inglés Tony Macauley, que sitúa a su protagonista muy cerca ya de su hogar y su amor. Es una melodia luminosa y rica que Elvis canta e interpreta con diligencia. La siguiente canción, "Holly Leaves And Christmas Trees" es una composición bastante básica de Red West y Glen Spreen que sin embargo adquiere una mayor dimensión si la consideramos el desenlace de la historia en cuatro partes; un desenlace amargo, ya que, al llegar a casa, su amada no está presente. Resignado, el personaje se pierde en la noche en que todo el mundo es feliz, ajeno a su tragedia: "Las luces resplandecientes y el muérdago/ No significan nada cuando no estás aquí/ Mientras camino por esta calle solitaria/ Con el sonido de la nieve bajo mis pies/ Pensaré en cómo solían ser/ Las hojas de acebo y los árboles de Navidad, Solían significar mucho para mí"... Devastador. Aquí Elvis está haciendo mucho más que cantar canciones de temática navideña. Nos está llevando de la mano a conocer el panteón de sus ilusiones rotas. Un enfoque que, si no lo has contemplado previamente, puede cambiar tu percepción del disco. Y entonces suena el inconfundible riff de guitarra de "Merry Christmas Baby" para sacarte de golpe de la melancolía. Y otra vez tenemos a un Elvis conocido y nuevo al mismo tiempo, que parece sacado del Comeback Special o de una realidad alternativa sin parásitos ni pastillas, sin más coronel que sus tripas, sin más contratos que sus latidos. Este viejo tema de 1947 compuesto por Johnny Moore y Lou Baxter se realizó casi al final de las primeras sesiones de grabación del disco. Dejadme soñar- al margen de las toneladas de datos que existen-con que fue una jam session para relajarse, como en Sun Records en 1954; la pieza rezuma la esencia audaz y fresca de aquellos primeros días sin calendario ni más expectativas que las del simple viaje por las notas y el puro disfrute del abismo al que te lanza una buena melodía al alimón con tus amigos y compañeros de fatigas. Elvis aquí es música pura, no deja intervenir a ninguno de sus fantasmas en la interpretacion, su voz es una apisonadora sin los quejumbrosos vibratos y los agudos dolientes que adornan muchas de las canciones del disco. Es uno de sus blues más emotivos y valiosos, por el tiempo y la forma en que surge. Repito que se grabó el primer dia de las sesiones del album, y el hecho de que, tras escucharlo, nadie se diera cuenta de que esta, y sólo esta, era la línea a seguir para un nuevo y sugerente disco de Elvis Presley es la prueba definitiva de que estaba rodeado de incompetentes sin talento que no podían sacarle de su confusión, como sí lo hizo Sam Philips el dia que "That's All Right" salió de un receso en el estudio. Tras algo así, supongo que no me reprocharéis que no tenga nada que decir del tibio cierre del álbum, "Silver Bells". La discografia de Elvis en 1971 posterior a "Elvis Country" es desconcertante: recopilaciones de gospel, viejos éxitos y temas menores de películas, así como un disco de descartes de las sesiones de 1970 que enfriaron el interés del público y hundieron en las listas al cantante. "The Wonderful World Of Christmas " podría haber sido un reencuentro con la calidad partiendo de la tradición, pero da la impresión de que fue la venganza del Coronel Parker por no haber podido hacer prevalecer su idea inicial del Comeback Special de 1968 como un show navideño blando y aséptico. Es un album mitad irrelevante, mitad emocionante, pero diseñado y armado de una manera tan atroz e irrespetuosa (¿Qué me decís de la portada?) que requiere de muchas audiciones y un profundo estudio de su contenido y el contexto histórico para encontrarle un sentido y disfrutar de todos los matices que ofrece. Se vendió lo suficiente como para convertirse en un título apreciado entre fans y consumidores ocasionales de Elvis, por la agradable sensación que genera como música de fondo en medio del armaggedon navideño. Fuera de ese contexto, al menos para mi, es una obra incompleta que me causa frustración y pena por la oportunidad perdida de crear algo duradero y sugerente, opuesto a los montones de nieve artificial que suelen rebosar esta clase de discos.

    jueves, 21 de octubre de 2021

    Homenaje A Bill Black

    por Mahnuel Muñoz. Bill Black tuvo dos fases distintas en su carrera en las que dejó una marca notable en el rock & roll primigenio: primero como bajista de Elvis Presley y luego como líder de su propia banda, que obtuvo numerosos éxitos instrumentales en los primeros años 60. Black grabó por primera vez para Sun Records a principios de 1954
    como miembro de una banda de country, Doug Poindexter & The Starlite Wranglers, que también incluía al guitarrista Scotty Moore. El grupo publicó solo un sencillo para Sun ("Now She Cares No More/"My Kind Of Carrying On", 1954) pero eso fue suficiente para dar a conocer el talento de Black y Moore al director de Sun, Sam Phillips, quien unió a la pareja con Elvis Presley. Elvis, Scotty y Bill sacaron cinco sencillos con Sun entre 1954 y 1955, que generalmente se reconocen como algunos de los mejores discos de rockabilly jamás hechos y muestran a Presley en su forma más juvenil y desinhibida. Black fue una parte crucial del sonido inicial de Presley con su bajo "abofeteado" y su actitud exuberante en el escenario. Black continuó trabajando con Presley hasta 1958, y dejó la banda en parte debido a disputas sobre términos financieros. Formó su Combo en 1959, y el instrumental "Smokie", lanzado a fines de ese año, llegó al Top Ten de las listas de éxitos. El Combo de Bill Black se apegó a la fórmula de "Smokie" para muchos de sus sencillos posteriores; no fueron demasiado imaginativos, pero tuvieron bastante éxito, colocando ocho sencillos en el Top 40 entre 1959 y 1962, incluidos "White Silver Sands", "Josephine", una versión del "Don't Be Cruel"que ya hiciera con Elvis, "Blue Tango" y "Hearts Of Stone". Sus ventas se vieron impulsadas en gran medida por la idoneidad de su rock instrumental como música de fondo en bares, clubes y cenas, con muchos de sus discos colocados en máquinas de discos. Todavía estaban en el Top 100 a la altura de 1964, el año en que también estuvieron en la primera gira estadounidense de The Beatles. Black, lamentablemente, desarrolló un tumor cerebral y murió el 22 de octubre de 1965 (según la biografia de Peter Guralnick, 21 de octubre según otras fuentes)con sólo 39 años y antes de que los historiadores del rock tuvieran la oportunidad de permitirle contar su versión de la historia de Elvis Presley.

    sábado, 16 de octubre de 2021

    Kike Jambalaya Banda!! 30 aniversario Club Elvis

    El próximo viernes 5 de noviembre celebraremos, por fin, el 30 aniversario de Club Elvis. Y lo haremos en Madrid, en Intruso Bar con un concierto muy especial a cargo de Kike Jambalaya y su banda. Este evento requería un homenaje realmente especial y único y, aunque en este concierto no faltarán los temas más conocidos de Elvis, estamos seguros de que la banda nos obsequiará con muchas rarezas que solo están al alcance de grandes conocedores de la obra del Rey, una obra la que no solo está presente el Rock And Roll, sino también Country, Blues, Pop, Gospel, Rhythm and Blues..., una obra que Kike Jambalaya conoce y domina como pocos. Y tras el concierto, seguiremos con el mejor Rock And Roll de la mano de DJ Howie. ¡Te esperamos! APERTURA: 21.15h. CONCIERTO: 21.45h

    "ELVIS" (1956) El primer elepé "real" del Rey y un resumen de su esencia.

    "ELVIS" (1956) El primer elepé "auténtico " del Rey y un resumen de su esencia. por Mahnuel Muñoz. Mientras el verano de 1956 iba dejando paso al otoño, Elvis Presley se hallaba en un momento de hiperactividad que ya no habría de cesar en su carrera. Comenzó el rodaje de su primera película, "Love Me Tender"(inicialmente titulada "The Reno Brothers ", así como la grabación de su correspondiente banda sonora, que, sorprendentemente, no incluyó a sus habituales compañeros Scotty Moore, Bill Black y DJ Fontana. La canción que dio titulo al film mostraría al público una faceta insólita del cantante, la del baladista serio y profundo, que sorprendió tanto a defensores como detractores pero que sacaba a relucir una veta artística primaria. Como afirmó el mismo Elvis, "Yo solo cantaba baladas antes de dedicarme a esto profesionalmente". Simultáneamente comenzaron las sesiones para un nuevo disco de larga duración que recogería la antorcha de "Elvis Presley", el debut del cantante con la RCA, lanzado en marzo de 1956. El segundo álbum de Presley, en mi opinión, supera a su antecesor y debería considerarse su primer elepé "real", ya que casi la mitad de los temas del disco "Elvis Presley " proceden de las sesiones de grabación en Sun Records. Las sesiones celebradas en septiembre de 1956 en los estudios Radio Recorders de Hollywood fueron las primeras que Elvis dedicó por entero a la confección de un álbum. Para ello contó con su equipo habitual, formado por Scotty Moore a la guitarra, Bill Black al bajo, DJ Fontana a la bateria, Gordon Stoker en el piano y The Jordanaires como grupo vocal de acompañamiento. En solo tres días se registraron once de los doce cortes del disco más dos canciones que se publicarían en un sencillo. El duodécimo tema del elepé se tomó de unas sesiones previas en enero de 1956. Las jornadas en que se produjo el disco dejaron patente que Elvis había madurado artísticamente con una pasmosa rapidez, tomando el timón de su trabajo en el estudio, seleccionando cuidadosamente el material y marcando firme y meticulosamente los ritmos, tiempos e intensidades del proceso. Con estas sesiones y el fruto de las mismas debería quedar desterrada definitivamente la imagen de Elvis como un simple efebo del rock que estuvo en el momento y lugar adecuados para sustituirla por la incontestable realidad de un artista talentoso, intuitivo, precoz y comprometido más allá de las etiquetas. ANALISIS DEL REPERTORIO "RIP IT UP" Elvis es muy valiente por atreverse a mirar cara a cara a Little Richard en su apertura de este álbum, porque Little es muy grande, incluso para Elvis, que es el más grande; la mayoría de las versiones que se hagan de su obra van a palidecer al compararlas con el salvajismo con que las concibió y grabó su autor, y esto incluye, en mi opinión, a Elvis, por más que hace valiosos esfuerzos por honrar el material. Para este disco, Elvis graba no una, sino tres canciones emblemáticas de Richard, reconociendo explícitamente su peso en el género. Su lectura de "Rip It Up" es pulcra y elegante, sustituye la luminosa festividad de Richard por un tono de lider de pandilla de matones motorizados:su voz no se altera en ningún momento, pero hay un tono autoritario y amenazante implícito que se ve apoyado por el hostil y afilado solo de guitarra de Scotty Moore. "LOVE ME" Una tonada clásica del cancionero de Elvis, escrita por Jerry Leiber y Mike Stoller en 1954 parodiando las lacrimosas baladas country de gran éxito del momento. Elvis aborda el tema con seriedad y convicción, haciendo un asombroso despliegue de su habilidad para transitar con naturalidad por los vericuetos de su extenso registro vocal y convirtiendo el chiste en una contundente canción de amor sumiso que enloquecía a sus fans. Cuando recuperó el tema en la década de los setenta para sus conciertos, fue acercándola mas a la intención original de sus creadores, despojándole paulatinamente de su fuerza y reduciéndolo a una mera excusa para besar a las espectadoras y repartir pañuelos. "WHEN MY BLUE MOON TURNS TO GOLD AGAIN" Un tema que Elvis pudo escuchar desde su niñez, ya que fue escrito por Wiley Walker y Gene Sullivan en 1941. La reinterpretación que hace cambia el tono resignado de las versiones previas por otro mucho más vitalista, casi como un canto religioso; de hecho, el tema acaba con una preciosa unión de las voces de Elvis y los Jordanaires al estilo de un coro góspel. En 1968 Elvis recuperó la pieza en su mítico especial televisivo para la NBC con una lectura vertiginosa y cruda con todo el aroma de las grabaciones de Sun Records. "LONG TALL SALLY" En "Long Tall Sally" Presley lo da todo, rasga su voz y adopta su pose más dura y desafiante, la banda toca rápida y contundentemente y el sonido es mas sucio que en el resto de las pistas del álbum, transmitiéndonos lo que se escuchaba en los conciertos del joven Rey en esos dias. "FIRST IN LINE" La canción que me imagino a Elvis cantando en la portada del disco. Las plumas de Aaron Schroeder y Ben Weisman plasmaron sobre el papel la letra y melodía de esta serenata de balcón al anochecer que Presley interpreta con encanto y virtuosismo tales que permiten pasar por alto la excesiva cursilería de su letra ("Cuando repartieron ojos como diamantes que harían avergonzarse a las estrellas, tú fuiste la primera de la fila"). El exagerado efecto de eco, a pesar de enturbiar la pureza vocal de Elvis, aporta el necesario toque romántico y onírico a la grabación. "PARALYZED" Esta composicion de Otis Blackwell es una hermana melliza de "Don't Be Cruel" y explica con claridad por qué Elvis fue tan irresistible en su aparición. El tema es ligero y provocativo, su sencillez instrumental es estimulante, adictiva y Presley canta con alegría, aplomo y desinhibición. El trabajo de apoyo de los Jordanaires, con su encantadora combinación de stacattos y legattos cohesiona la mezcla de componentes y emplata un postre del que queremos repetir una y otra vez. "SO GLAD YOU'RE MINE" Un viejo blues compuesto en 1946 por Arthur "Big Boy " Crudup, autor de "That's All Right "; como en aquella primera sesión, Elvis saca al tema de la ortodoxia del género y le otorga nueva identidad, en este caso haciendo de ella un alegre y galante cortejo amoroso. "OLD SHEP" Con esta ñoña balada sobre un niño y su perro, escrita en 1933 por Red Foley y Arthur Willis, Elvis hizo su primera aparición pública a los diez años, en el concurso de talentos de una feria ganadera. Cantó subido a una silla, sin acompañamiento y ganó el segundo premio, consistente en cinco dolares y tickets gratis para todas las atracciones. En la cumbre de su popularidad Elvis quiso rendir homenaje a sus comienzos con una versión particularmente larga y untuosa que nunca me ha gustado, y creo que es el punto más débil del disco, se bien he de confesar que cuando volví a escucharla para el análisis, me soltó un pellizquito de emoción; no se le puede negar la entrega y sinceridad con la que canta...y que me estoy haciendo mayor. "READY TEDDY" Para mi, es el tema en el que Elvis logra acercarse más a la intensidad de Richard, y diría que incluso le supera. De nuevo le tenemos cantando alto y rasgado, con una desinhibición que brilla por su ausencia en "Sally" y "Rip It Up", y la banda trabaja como un grupo de criminales sin escrúpulos, bien adiestrados para no dejar pie quieto ni epidermis sin sudor, con mención especial a DJ Fontana, que emplea su instrumento como una ametralladora. La legendaria interpretación de este tema en el Show de Ed Sullivan constituye uno de los momentos más icónicos y excitantes de la carrera del Rey y de la historia del Rock. "ANYPLACE IS PARADISE" Un blues escrito por Joe Thomas, elegante y con fino destello de neones, que mereció cada una de las 22 tomas empleadas para encontrar el master final. Elvis interpreta con swing y demuestra unas hechuras jazzísticas que podremos disfrutar ocasionalmente en su obra durante los 50 y 60. "HOW'S THE WORLD TREATING YOU" Este tema de desamor de Chet Atkins y Boudleaux Bryant que Eddy Arnold popularizó en 1953 es convertido por Elvis en una letanía densa y oscura, al borde del suicidio, en la linea de las baladas de Sun Records, con arreeglo casi fúnebre y un solo de piano algo y cortante y amargo que refuerza la atmósfera de absoluto desamparo. Una creación de sorprendente hondura emocional para venir de un joven de 21 años. "HOW DO YOU THINK I FEEL?" Y tras emerger del pozo de lágrimas de "How's The World Treating You ", esta nueva historia de desamor se enfoca con desapego y alegría e inspira a sonreír ante la adversidad. Elvis conoció esta composición escrita por Wayne Walker y Webb Pierce en la versión que hizo Jimmy Rodgers Snow en 1954. Comparando ambas lecturas comprobamos sin esfuerzo la energia creativa rompedora que emanaba Elvis en ese tiempo y cómo el arte parecia querer escapar de los confines de su cuerpo. Supera, sin alardes ni excentricidades la versión de Snow en ritmo, sabor y temperatura, y constituye un perfecto cierre del álbum. "Elvis" se publicó en el mes de octubre de 1956 y logró, al igual que su antecesor, alcanzar el primer puesto de las listas de éxitos en Estados Unidos. El producto se diseñó cuidadosamente, desde su portada hasta el orden de su contenido, con el objetivo de llegar a un público lo más amplio posible, trascendiendo a los seguidores adolescentes que le encumbraron. Predominan las baladas y los ritmos tradicionales del country y el blues, quedando el Rock and Roll explícito diseminado por el disco, como para justificar la reputación del artista; esto, en mi opinión, lejos de ser negativo, hace que la obra ofrezca una escucha amena y estimulante, dadas las variopintas texturas otorgadas a los temas, en función de su género y argumento. Tras este trabajo, y con la excepción del legendario "Christmas Album" lanzado en noviembre de 1957, toda la discografía de Elvis se compuso de singles, epés y elepés de bandas sonoras de sus peliculas, así como obras recopilatorias. Habrá que esperar a 1960 y el soberbio álbum "Elvis Is Back" para disfrutar de una secuencia de canciones generada en unas sesiones a tal fin y, por tanto, dotadas de una energía conductora común. Nunca sabremos cual hubiera sido la evolución artística de Elvis si hubiera podido seguir creando álbumes en los 50, mientras el rock and roll estaba vigente, pero indiscutíblemente, un programa de trabajo no determinado por las líneas argumentales de las películas (por más que se hicieran a su medida) habría tenido como fruto unos discos muy diferentes y determinantes para la propuesta de Presley en la nueva década.

    sábado, 9 de octubre de 2021

    "Raised On Rock/For Ol'Times Sake"

     Por Mahnuel Muñoz

    El 9 de octubre de 1973 Elvis Presley y Priscilla Beaulieu culminan su proceso de divorcio. La prensa capta imágenes de la pareja saliendo juntos y en actitud amistosa de los juzgados de Santa Monica. Pero realmente, la rúbrica sobre los papeles es la estocada final para el alma del artista, invadida ya desde hace un tiempo por la oscuridad y la amargura. Como en infinidad de casos a lo largo de la historia del arte-y particularmente en la música-con la sangre derramada de un corazón roto se crean obras de desgarradora hermosura cuyo disfrute por parte del espectador presenta ciertos tintes morbosos. En el caso de Elvis, esto es especialmente notorio. Sus últimos años son fascinantes por la forma en que se destruyen las barreras entre el hombre y el artista en un espectáculo desolador, con la pena tomando la batuta; pero como quiera que el dolor se apoderó irremediablemente de las entrañas de Elvis y éste trató incansable e infructuosamente de aliviarse plasmando el calvario en su trabajo, debemos tratar de respirar a través del nudo en nuestra garganta y beber de la belleza inevitable que surgió de su caída. El adios de tinta de Elvis y Priscilla coincidió en el tiempo con la publicación de un disco titulado "Raised On Rock/For Ol Times Sake", una obra que tiene mucho más de añoranza y remordimiento personal que de regreso a los orígenes musicales. De hecho, los unicos rocks del repertorio sin carga sentimental están situados en los extremos del disco, como para cumplir con el título y atraer a un público que no estaba interesado en un Presley ensimismado y vulnerable. En directo, enfundado en sus enjoyados jumpsuits, repartiendo besos y pañuelos y desgajando su muestrario de viejos éxitos era una sensación irresistible, como siempre lo habia sido. Pero ni a sus fans más entregados parecía atraerles el Elvis real, solitario, desconectado y desesperado que se abría paso en los elepés nefastamente producidos y empaquetados por la discográfica. Sin embargo, ese era el Elvis más real que jamás pudo conocerse, más incluso que el que sobrevivió a la tóxica neblina de Hollywood y rompió su voz en el Comeback del 68 y las sesiones de los American Studios del 69 de tanta verdad y tanta rabia como le salió por la boca. El Elvis que se quita las gafas de montura dorada y se abre en canal en "Are You Sincere", "I Miss You", "Sweet Angeline" y sobre todo, "For Ol' Times Sake" es el mismo Elvis que cantó "My Happiness" y "That's All Right" para encontrar su voz y transmitírsela al mundo; la diferencia entre aquel camionero adolescente con sueños de fama que llamó a la puerta de Sun Records y el hombre de diez mil años cuyos deseos estaban claveteando la tapa de su ataúd era que éste último sí logró trazar un retrato preciso de su alma, aunque fuera insoportablemente sombrío. Y por eso éste disco, ignorado por la crítica y el público, debe ser reivindicado como una pieza de "musique verité" que apelaba como.nunca a la ayuda y la comprensión del espectador, al igual que el resto de obras que se despacharon en la época con las confesiones de Presley disimuladas entre portadas mellizas y tracklists aleatorios.

    #UnaCitaConElvis #elvis #elvispresley 



    Club Elvis Informa


    View this email in your browser

     

    NOVEDADES FTD NOVIEMBRE.  RESERVAS ANTES DEL DIA 27 DE OCTUBRE

    Un saludo amigos. Esperamos y deseamos que estéis todos bien,
    El sello FTD acaba de anunciar tres interesantes novedades para el 1 de noviembre.

     Reservas antes antes del 27 de octubre a clubelvisjl@gmail.com.

    Tambien nos han comentado la triste noticia que sus almacenes han sido victimas de un terrible incendio por lo que, de momento y hasta dentro de unos meses, no habrá material de catálogo disponible. Esperemos que puedan recuperarse pronto. Aqui podeis ver una imagen de los destrozos.

     

    Recordad: Reservas de estos tres nuevos lanzamientos antes del 27 de octubre a clubelvisjl@gmail.com

     

    THE POT LUCK SESSIONS 5CD

    La aclamada serie de FTD continúa con una de las sesiones de grabación de mayor éxito comercial de la carrera de Elvis THE POT LUCK SESSIONS. Es sin duda el triunfo definitivo para Freddy Bienstock, de Hill & Range. Éxitos magníficamente elaborados como "Little Sister", (Marie's The Name) His Latest Flame "," Good Luck Charm "y She's Not You" dominaron las listas de éxitos de todo el mundo a principios de los 60 y las versiones impecables de Elvis acompañadas por los mejores músicos de Nashville. todavía resuenan hoy unos 60 años después.

    Si "Easy Question", "Suspicion", "I'm Yours" y "Kiss Me Quick" se hubieran lanzado como sencillos de 45 rpm durante este período fértil, y no años después, indudablemente cada uno podría haber igualado el éxito de los demás.

    Esta caja remasterizada de 5 CD incluye un folleto de 28 páginas con comentarios, fotografías raras, memorabila y datos de grabación.

    Precio: 52 euros + envio

     tracklist

     

     

    SOUTHBOUND 2CD SET

     

    Como parte de su serie en vivo , FTD se complace en anunciar el lanzamiento de ELVIS: SOUTH BOUND Tampa / Atlanta ‘75. Lanzado como un digi-pak de 2 CD de 5 ”, este conjunto presenta a Elvis de dos espectáculos: Curtis Hixon Convention Center, Tampa, 26 de abril de 1975 (2:30 PM) y Omni Coliseum, Atlanta, 2 de mayo de 1975 (8: 30 p. M.)

     

    Precio:22 euros+ envío

    Reserva
    TRACKLIST: 

    Disc 1

    -THE TAMPA SHOW--01 Love Me-02 If You Love Me (Let Me Know) -03 Love Me Tender-04 (Let Me Be Your) Teddy Bear/ -Don’t Be Cruel-05 It’sMidnight-06 Burning Love -07 introductions-08 What’d I Say& Solo -09 School Days -10 My Boy -11 T-R-O-U-B-L-E -12 I’llRememberYou-13 Let Me Be There-14 American Trilogy -15 Funny How Time Slips Away-16 That’s All Right-17 Heartbreak Hotel -18 Can’t Help Falling In Love -19 Closing Vamp---

    Disc 2-THE ATLANTA SHOW-

    -01 Talk-02 Love Me-03 If You?Love Me (Let Me Know)-04 Love Me Tender-05 All Shook Up -06 (Let Me Be Your) Teddy Bear/ -Don’t Be Cruel-07 The Wonder Of You-08 Burning Love-09 introductions-10 Solos-11 School Days  -12 STeamroller Blues-13 My Boy-14 T-R-O-U-B-L-E ­ -15 I’llRememberYou-16 The Mickey Mouse Song -17 Let Me Be There-18 American Trilogy -19 Funny How Times Slips Away-20 Can’t Help Falling In Love -21 Closing Vamp-

     


     


    RAISED ON ROCK 2 VINYL

     

    ¡Continuando con el reciente éxito de Girls! ¡gIRLS! ¡gIRL! FTD VINYL se complace en anunciar el lanzamiento de “RAISED ON ROCK” - 180 Gram LIMITED VINYL EDITION ”.
    .
    El álbum contiene masters, mezclas en bruto y versiones alternativas de grandes canciones grabadas en Stax Studio en 1973, como "Find Out What's Happening", "Just A Little Bit", "For Ol 'Times Sake" y "If You Don't Come Atrás". También se incluyen las pistas instrumentales de "The Wonders You Perform", "Sweet Angeline", "Color My Rainbow", "Good, Bad But Beautiful, y la toma de ensayo de" It’s Diff’rent Now ".

    .
    Precio: 40 €+ envio

    Reserva
     

    DISC 1--SIDE A--1) Find Out What's Happening (rough mix)-2) For Ol' Times Sake (rough mix)-3) Raised On Rock (rough mix)-4) I Miss You (take 1)    -5) If YouDon'tCome Back (rough mix)  -6) Are YouSincere (master)-7) The Wonders You Perform (backing track)                                     --

     

    SIDE B --1) Just A Little Bit (rough mix)-2) Three Corn Patches (rough mix)-3) Girl Of Mine (takes 3,4,5,6)-4) Find Out What's Happening (takes 2,4,5)  -5) Sweet Angeline (backing track)--

     

    DISC 2--

    SIDE A--1) Are YouSincere(take 1)       -2) If YouDon'tCome Back (take 5)-3) For Ol' Times Sake (take 4)          -4) Three Corn Patches (takes 5,6) -5) Find Out What's Happening (take 8-6) Color My Rainbow (backing track)--

     

    SIDE B--

    1) Sweet Angeline (master)-2) Just A Little Bit (master)          -3) I Miss You (take 5)-4) Raised On Rock (master)-5) Girl Of Mine (take 9)-6) It'sDiff'rent Now (rehearsal)-7) 21) Good, Bad But Beautiful(backing track)          ----

    Copyright © 2019 Club Elvis, All rights reserved.
    Recibes este correo porque eres socio de Club Elvis

    Our mailing address is:
    Club Elvis
    Apartado de Correos 76
    Esplugues de Llobregat, Barcelona 08950
    Spain

    Add us to your address book


    Want to change how you receive these emails?
    You can update your preferences or unsubscribe from this list.

    jueves, 7 de octubre de 2021

    "Are You Lonesome Tonight?"

    por Mahnuel Muñoz. 

    Si me dicen que solo me puedo quedar con una canción de Elvis, me quedo con "Are You Lonesome Tonight?" La canción en sí no es especialmente destacable, opino que nunca lo fue en ninguna versión. Su melodía es bastante simple y la letra carece de enjundia. La parte hablada se basa en una comedia de William Shakespeare, titulada "Como Gustéis";, mas concretamente en un monólogo de uno de sus personajes. Esta forma de darle dramatismo y profundidad es pretenciosa y hasta algo ridícula a nuestros ojos de hoy, pero en la primera mitad del siglo XX era habitual que la música popular tomase referencias de la cultura clásica. Elvis la graba en 1960 y mantiene todos los ecos del pasado de la canción, incluido el shakespeariano parlamento central...en los días en que el mundo quiere aprender a bailar el twist... Ademas, Elvis llega en estado de gracia de su servicio militar, con un océano de música en su interior; cada canción que le salia durante las sesiones de marzo y abril de 1960 en Nashville es mejor que la anterior: Make Me Know It (!),Stuck On You (!!), It Feels So Right (!!!),The Girl Of My Best Friend (!!!!),Such A Night (!!!!!) Y a base de exclamaciones me quedaría sin palabras... Entonces, ¿ Por qué me quedo con ésta canción? De las múltiples facetas del diamante Elvis Presley, siempre he sentido predilección por una que no llegó a desarrollarse merecidamente: el baladista clásico, entendido como vocalista melódico tradicional, de repertorio basado en el Cancionero Popular Estadounidense (o American Songbook), entre cuyos timbres mas representativos están Bing Crosby, Frank Sinatra y Ella Fitzgerald, que, sobre todo, son grandes contadores de historias, embelesadores con frac y orquesta; lo que dicen es siempre verdad. A lo largo de su carrera, Elvis le echó fibras a canciones de este canon "Blue Moon","Fools Rush In", "You'll Never Walk Alone", aproximándose a ellas con espíritu renovador, de un modo comparable a como lo hiciera Frank Sinatra en su extraordinario resurgir a principios de los años 50. De las escasas pero hermosas incursiones de Elvis en el American Songbook, la mas extraordinaria es, sin sitio para la discusión, "Are You Lonesome Tonight?" La razón va mas allá de cuestiones racionales. Qué locura. A ver si llego donde quiero llegar. Compuesta en 1926 por Lou Handman y Roy Turk, la canción conoció varias versiones en sus primeros años de vida, destacando notablemente la realizada por el tenor canadiense Henry Burr en 1927. Elvis se basa en la lectura que en 1950 hicieron Blue Barron y su orquesta, con párrafo hablado y todo. En una escena cargada de simbolismo, con las luces del estudio apagadas, y únicamente respaldado por su guitarra y las voces de los Jordanaires, Elvis abandona su cuerpo, su corona, su personaje, hasta su propia identidad, para dejarse poseer por los espíritus de las viejas versiones de la melodia, SER la canción, creando una realidad infranqueable, que hasta corta la respiración, a la manera de otros temas "pictóricos" ("Heartbreak Hotel","Harbour Lights") Para mi, el momento es como una sesión espiritista, en la que Elvis se comunica con su madre. Está cantándole a ella. Es el pequeño Elvis Aron, no el Rey del Rock. Y volviendo a conectar con el niño que fue, el cantante madura, dejando atrás las banalidades de la idolatría adolescente. Hay pocos momentos mas reales que ésta interpretación en la historia de la música. Porque no hay mas que eso. La misma melodía simple. La misma letra ñoña. El mismo recitado que en cualquier otro seria sonrojante. Pero hay una magia que deja sin voluntad, una pasión contenida, pero abrasadora, una humildad y emoción que no es mera cuestión de talento...en resumen, esta interpretación ES ELVIS. Elvis está en el centro del mundo en 1960. Todos aguantan la respiración para escuchar lo que El Rey de un género y de una generación tiene que decir en la mañana de una nueva era. Y hace lo único que sabe hacer. Cantar como Elvis Presley. El testigo de la revolución social esta ya en otras manos. Ahora es tiempo para él de empezar a construir un legado que habrá de perdurar cuando el rock solo sea un pie de pagina en la historia. Haciendo del pasado porvenir, Presley rescató una pequeña gema polvorienta, y la bruñó para legarla al mundo, convertida en un clásico contemporáneo. "Are You Lonesome Tonight?" seguirá sonando en alguna civilización remota cuando los humanos no seamos ni un conjunto de unos y ceros, como una muestra de lo bello y lo bueno de nuestro paso. Si eso va a ser de lo poco que deba quedar de nosotros, podemos llamarnos leyenda. Si total, todo esto es un gran escenario... "Todo el mundo es un escenario, y todos los hombres y mujeres, meros actores; tienen sus entradas y sus salidas; y un hombre en su tiempo interpreta muchos papeles" (William Shakespeare, "Como Gustéis")

    #elvis #elvispresley #musica #radio #UnaCitaConElvis.