Elvis Radio 24h

¡ELVIS, las 24 horas del día, los 365 días del año! TCB ⚡ Elvis Radio 24h no se hace responsable del contenido de los artículos que compartimos. Los publicamos porque creemos que son interesantes para los fans de Elvis Presley. Gracias

Radio Player

sábado, 23 de julio de 2022

"His Hand In Mine"

 



Historia de la grabación y lanzamiento del primer álbum de gospel interpretado por Elvis Presley

Por Mariusz Ogiegło de EP Promised Land (Polonia)

http://www.elvispromisedland.pl/


La música gospel (el nombre proviene de las palabras God Spell y significa las buenas nuevas de salvación en Jesucristo) es una parte integral de la cultura estadounidense, como el blues y la música country. Sus raíces se remontan a finales del siglo XVIII y las canciones populares tradicionales, las llamadas 'espirituales' realizados por esclavos negros en América. Eran entonces, como leemos en uno de los textos dedicados a la historia de este género musical, una combinación de música tradicional “que trajeron de África, y música cristiana que encontraron en las plantaciones americanas”.


El interés por este tipo de canciones disminuyó significativamente a partir de 1864, es decir, tras la abolición de la esclavitud, pero volvió con mayor fuerza aún a principios del siglo XX, cuando comenzó la lucha por la igualdad de los afroamericanos. Los años 1917-1935 se denominan el Renacimiento de Harlem debido a la floreciente cultura de la población negra. En ese momento, las canciones 'espirituales' jugaron un papel muy importante. Con el tiempo, sin embargo, las personas que asistían a iglesias para negros comenzaron a sentir la necesidad de “expresar sus sentimientos religiosos de una manera más expresiva y espontánea que en los espirituales tradicionales”, escribe el autor del texto sobre la historia del evangelio.



Para cumplir con estas expectativas, el hoy conocido como el 'padre del evangelio moderno' Thomas Dorsey, y siguiendo a él, otros músicos comenzaron a combinar canciones espirituales tradicionales con blues. De esta manera, nació una nueva tendencia en la música cristiana: el evangelio (inicialmente llamado "música del diablo").


Los cuartetos de gospel comenzaron a formarse en la década de 1920. Muchos de ellos jugaron un papel muy importante en la historia de la música popular. Grupos como The Blackwood Brothers, The Statesman y The Jordanaires no solo grabaron discos con sus propias canciones, sino también cómo estos últimos colaboraron con cantantes populares como Elvis Presley, Johnny Cash y Ricky Nelson. Además, los propios artistas del espectáculo estaban cada vez más dispuestos a utilizar obras religiosas, incluyéndolas en su repertorio de estudio o concierto.

La música gospel abandonó lentamente las paredes de las iglesias y se convirtió en un elemento de la cultura pop.


Elvis quedó fascinado con la música gospel cuando aún tenía unos años. Él y su madre asistieron a los servicios de la Iglesia Primera Asamblea de Dios. En el libro de Janusz Płoński "¿Por qué yo, Señor?" podemos leer: “en la iglesia, cantar y bailar juntos me daba el olvido y era un escape de la brutal cotidianidad. Para Elvis, la expresión de los fieles durante estos ritos, sus expresivos movimientos, y sin el menor pudor experimentado estados de trance eran completamente normales. Y cantar se ha convertido en una satisfacción”.


Durante los años siguientes, las canciones gospel lo acompañaron en casi cada paso. Las cantaba tanto en casa, antes de las grabaciones en televisión o al comienzo de la siguiente sesión de grabación, como antes de los conciertos.

Casi desde el comienzo de su carrera, se rodeó de cuartetos de gospel como The Jordanaires, Imperials, JDSumner & Stamps Quartet y Voice.




Cuando tuve el placer de entrevistar a un miembro de JDSumner & The Stamps y uno de los fundadores de Voice (Cuartetos de gospel de Elvis en la década de 1970), Donnie Sumner, no pude evitar preguntarle sobre el papel que jugó la música gospel en la vida de Presley. Luego confesó:


La música gospel era para él una forma de relajarse . Ella lo acompañó en los momentos más estresantes, convirtiéndolos en momentos de relajación y descanso. […] Cuando la situación era realmente agotadora, Elvis le pidió a The Stamps o The Voice que cantaran canciones gospel como SWEET SWEET SPIRIT. Cada vez que escuchaba una melodía de gospel, se volvía realmente tranquilo y menos melancólico ".


En 1957, como artista popular, Elvis grabó algunas de sus canciones favoritas en un estudio de grabación. El sello discográfico RCA Victor, a pesar de los temores (los discos con este tipo de música no eran muy populares entonces y también hay que recordar que Presley no gozaba de buena reputación entre los adultos en 1957. En sus oídos, los himnos evangélicos entonados por él sonaban como una mancha de santidad) el 11 de abril de 1957, los hizo en un álbum de reproducción extendida (EP popular) titulado "Peace In The Valley". Para una gran sorpresa, el álbum fue un éxito (para este tipo de álbum, el género musical y los tiempos en que fue lanzado) alcanzando la trigésima novena posición en las listas.


Tres años más tarde, en 1960, Elvis decidió hacer otro álbum con sus canciones gospel favoritas. Esta vez quería completar el material para todo el LP. Alentados por el éxito del álbum "Peace In The Valley", los jefes de RCA no se opusieron. El mánager de Elvis, el coronel Parker, quien tras el regreso de Presley del ejército, creó una nueva imagen de él, un " buen chico ", que sería aceptable para todos los grupos sociales y... de edad.


El 30 de octubre de 1960, Elvis llega a Nashville (aparece en el estudio con un dedo roto en la mano izquierda que, sin embargo, no tiene el menor efecto en la calidad y el transcurso de las grabaciones). A las 18.30 horas se inició oficialmente la sesión de grabación en el Estudio B. Fue supervisado por el productor Steve Sholes y el ingeniero de sonido Bill Porter. Presley estuvo acompañado por una banda compuesta por Scotty Moore y Hank Garland a las guitarras, Bob Moore al bajo, DJ Fontana y Murrey 'Buddy' Harman a la batería, Floyd Cramer al piano y Homer 'Boots' Randolph al saxofón. El apoyo vocal estuvo a cargo del cuarteto de gospel The Jordanaires (formado por: Gordon Stoker, Hoyt Hawkins, Neal Matthews y Ray Walker) y Millie Kirkham. Su amigo militar Charlie Hodge cantó a dúo con Elvis en varias canciones.



La mayoría de las canciones que se grabaron esa noche fueron seleccionadas por el propio Elvis. Entregó la lista de títulos preparada a Freddie Bienstock, quien se encargó de seleccionar el material para la mayoría de las sesiones, quien los revisó de manera muy detallada en el aspecto legal (derechos de autor y posibilidades de publicación). El día antes de que comenzara la grabación, los dos se reunieron en la mansión Graceland del cantante para discutir los últimos detalles de la próxima sesión y la lista de canciones que se grabarán en ella.


Las grabaciones comenzaron con el registro del llamado estándar. "Black Gospel", la canción "Milky White Way", cuya historia se remonta a 1943 cuando fue grabada por primera vez por el grupo Coleman Brothers. Cuatro años más tarde, en 1947, la banda Trumpeteers llevó la canción al octavo lugar en las listas de R&B. Y probablemente, fue su interpretación de blues la que modeló Elvis durante esta sesión de octubre.


Los primeros tres enfoques se tocaron en la clave más lenta. "Boots Randolph siguió la línea de bajo en su saxofón sibilante y susurrante, y las voces del cuarteto y la soprano se combinaron perfectamente", escribió Ernst Jorgensen en su libro. En el cuarto ensayo y en los siguientes, el equipo jugó un poco más rápido. "Este es un buen ritmo", dijo Elvis después de otra breve salida en falso (entre el cuarto y el quinto intento). La versión maestra se registró por séptima vez.


Al seleccionar el material para esta sesión, Elvis trató principalmente de elegir entre sus canciones favoritas. Una de esas grabaciones fue, entre otras canción romántica "His Hand In Mine" escrita por Mosie Lister, arreglista y miembro del grupo de gospel favorito del padre de Elvis, The Statesman (la banda grabó su versión de "His Hand In Mine" en 1953).




Presley realmente se involucró con esta grabación. Cantó con gran emoción, cambiando la palabra "Dios" por "Señor" en la primera estrofa. Como unos meses antes en la canción "I Will Be Home Again" decidió cantarla a dúo con su amigo del ejército, Charlie Hodge (Charlie cantó la llamada armonía vocal). Sus voces armonizaron perfectamente con las voces masculinas del cuarteto de gospel que los acompañaba y la fuerte voz de la cantante soprano Millie Kirkham. Solo se registraron cinco enfoques (la mayoría de ellos estaban completos y lo suficientemente buenos como para ser lanzados). Se mezcló la versión maestra con la mejor a juicio del estudio, el quinto acercamiento y el final del cuarto ensayo.


Las siguientes dos grabaciones que se grabaron esa noche también procedían del repertorio de The Statesman. El primero, grabado poco antes de la pausa, "I Believe In The Man In The Sky", fue escrito por Richard Howard. En 1955 fue grabado por el grupo Statesman. Elvis, que conocía su actuación por el álbum, quedó cautivado por la voz del intérprete, Jake Hess. Cuando los dos artistas se conocieron y cantaron para amigos unos años más tarde, Elvis felicitó a Hess con las palabras: " Ahora sabes dónde encontré mi estilo ".


"I Believe In The Man In The Sky" se grabó después de solo cuatro intentos (el último se incluyó en el álbum). Después de un descanso de varios minutos, unos minutos después de las 10:00 p. m., Elvis comenzó a trabajar en la siguiente canción. Era una grabación más del álbum del cuarteto The Statesman. He Knows Just What I Need fue escrito por Mosie Lister y grabado por su banda en 1955.

Sin embargo, el día anterior, al aprobar la lista de canciones para la sesión, Elvis aprobó una canción completamente diferente. Inicialmente, se consideró grabar la composición "When You Travel All Alone", también escrita por Mosie Lister. En el estudio, sin embargo, el cantante cambió de opinión en el último minuto y decidió grabar la voz mucho más difícil "He Knows Just What I Need". La pieza requirió cambios hábiles en el ritmo y para lograr el efecto de un 'fervor' extraordinario: el final, en el que el tenor de Charlie Hodge se elevaría a los registros más altos. Al final, sin embargo, como leemos en el libro de Ernst Jorgensen, después de los primeros intentos, la voz de Charlie se negó por completo a obedecer y tuvo que ser reemplazada por la voz de Millie Kirkham. El álbum presenta un enfoque muy logrado, aunque desprovisto de este "fervor".


La grabación de la siguiente canción se vio casi obligada por la difícil situación en la que se encontraba la dirección de RCA. Después del álbum con el éxito "Are You Lonesome Tonight?" No había una sola canción en los estantes que pudiera usarse como cara A del nuevo sencillo. Todas las grabaciones anteriores han sido publicadas. Todas excepto las canciones de la película "Flaming Star", pero aquellas por decisión del manager de Elvis, Colonel Parker, debían permanecer en los archivos y aún no ser lanzadas.




Durante esta sesión de grabación, no había nada más que retirarse de la canción gospel por unos momentos y grabar al menos una nueva canción, material para un posible éxito. La elección recayó en la vieja canción de amor italiana "Torn A Surriento" (la elección de la canción se debió principalmente al hecho de que unos meses antes Presley había llevado a otro clásico italiano a la cima de las listas mundiales: "O Sole Mio". ), que fue creada a principios del siglo XX.

En 1902 fue escrita por dos hermanos, Ernesto (música) y Giambattista (palabra) De Curtis. Tres años más tarde, en 1905, la canción obtuvo oficialmente los derechos de autor. Una historia sobre la creación de la canción es que los hermanos la crearon a pedido del alcalde de Sorrento, quien era amigo de Giambattista De Curtis. Otra versión más oficial (respaldada por documentos familiares, entre otros) dice que los hermanos depositaron esta obra en la Sociedad Italiana de Autores y Editores ya en 1894 y solo se le hicieron algunos cambios ocho años después.


El primer intérprete oficial de "Torn A Surriento" es el tenor Mario Massa, quien publicó esta pieza en su disco en 1905. Durante los años siguientes, esta grabación fue utilizada por grandes artistas como Enrico Caruso (durante algún tiempo incluso fue considerado el primer artista en grabar "Torn A Surriento") José Carreras, Plácido Domingo o Luciano Pavarotti.


El primer texto en inglés de Torn A Surriento fue escrito por Claude Aveling. La canción pasó a llamarse "Come Back To Sorrento". En esta versión, fue interpretada por personalidades del escenario como Dean Martin o Frank Sinatra.


En 1960, Doc Pomus y Mort Shuman, especialmente para Elvis, crearon un nuevo arreglo más dinámico y escribieron nuevas palabras en inglés. Así nació la canción que hoy en día todo el mundo conoce como "Surrender".


Elvis estaba familiarizado con la actuación italiana original de Mario Lanza y realizó sus primeros intentos. Durante las primeras cuatro tomas, la banda trabajó en el arreglo (cambiando el tempo de la canción al menos dos veces). Cuando se ajustó el sonido correcto de la canción, resultó que la única persona que no está lista para seguir trabajando es... Elvis. No podía hacer frente a sacar las notas altas, las estaba retrasando, como escribe Ernst Jorgensen en su libro. Al observar sus luchas infructuosas y la creciente ansiedad por la situación, Ray Walker (bajo cantó con The Jordanaires) le pidió a Elvis que se tomara un breve descanso. Los cantantes, queriendo estar lejos del resto de los miembros de la banda, músicos y personal del estudio, fueron al… baño. Era el único lugar en el estudio que podía garantizar eso. En eso, Ray le enseñó a Elvis a hacer ejercicio para controlar su propia respiración. Le mostró cómo usar su estómago para llevar su voz a los registros más altos.


Elvis resultó ser un estudiante muy culto. Después de regresar al estudio, inmediatamente puso en práctica el consejo de su amigo y grabó los intentos posteriores sin ningún problema. La canción fue grabada en el octavo intento. La versión que se usó en el single, sin embargo, se hizo del cuarto y octavo enfoque del llamado pieza final de obra que fue grabada un tiempo después.





"Surrender" resultó ser el único "trampolín" de la música gospel durante esta sesión. Inmediatamente después de grabarlo, Elvis volvió a las canciones con un tema religioso. Otro grabado esa noche fue "Mansion Over The Hiltop" de Ira Stanphill, el autor de más de 400 (!) canciones gospel. La primera versión de esta canción probablemente fue grabada por Red Foley (el cantante tenía en su repertorio también otras canciones grabadas posteriormente por Presley, entre ellas: "Just A Closer Walk With Thee", "Just Call Me Lonesome", "(There'll Be) Peace In The Valley (For Me)” o “Oveja Vieja”) en mayo de 1953.

Un año más tarde, el cuarteto The Blackwood Brothers lo añadió a su repertorio. A los pocos días de su grabación, dos miembros de la banda fallecieron en un accidente aéreo. Fue unos días antes de que Elvis hiciera sus primeras grabaciones en SUN Studio.


Presley probablemente siguió su actuación esa noche. Solo necesitó tres intentos para grabar la versión maestra.


Después de grabar "Mansion Over The Hilltop" en el estudio, se ordenó un descanso de unos minutos que, según la documentación de la sesión, se prolongó hasta de una a dos y media de la mañana. Inmediatamente después, los músicos comenzaron a trabajar en la canción "En la casa de mi padre". La canción escrita por Ailecne Hanks era otra canción que Elvis conocía del repertorio de The Blackwood Brothers. El grupo lo grabó en 1954. En ese momento, el legendario bajista, JD Sumner, estaba en su formación. Unos años más tarde, JDSumner apoyó vocalmente a Elvis en el escenario y en el estudio...


Elvis no grabó su versión de "In My Father's House" después de ocho intentos. Su voz armonizaba perfectamente con las voces de los miembros de The Jordanaires (escuchando esta inusual armonía de voces, es difícil creer que unos años antes a Presley no se le había permitido unirse a las filas del coro de gospel...) En

el Al final, la versión maestra utilizada en el álbum estuvo compuesta por el último, el octavo intento y el primer (y único) acercamiento al final de la parte de la obra. Las siguientes dos canciones eran estilísticamente muy diferentes de las canciones grabadas anteriormente. El primero, Swing Down Sweet Chariot, se lo presentó a Elvis su amigo militar Charlie Hodge. Provenía del repertorio del Cuarteto Golden Gate.

Presley conoció personalmente a los miembros de este grupo de gospel negro durante una de sus visitas a París. Durante una visita detrás de escena, no solo tuvo una conversación interesante con ellos, sino que también cantó una canción con ellos.

Grabado esa noche con su cuarta toma, su éxito de 1946 fue una especie de guiño a Elvis a la banda que tuvo un impacto en él y en su carrera.


Esta pieza a menudo se confunde con otro estándar del evangelio, "Swing Low Sweet Chariot", que fue grabado por primera vez por el Standard Quartette en 1894 (aunque el Cuarteto del Jubileo de la Universidad Fisk de 1910 se registra oficialmente como la primera versión grabada).


Sin embargo, vale la pena recordar que la canción "Sweet Down Sweet Chariot" fue una de las pocas que Elvis grabó en el estudio dos veces. La primera versión fue creada mientras completaba el material para el disco "His Hand In Mine", y la siguiente, ocho años después, para la banda sonora de la película "The Trouble With Girls".


La historia de la siguiente pieza se remonta a septiembre de 1942. En ese momento, los vocalistas de Harrod's Jubilee Singers (un cuarteto de gospel negro) grabaron una canción para Paramount llamada "Joshua Fought The Battle Of Jericho". Un año después, Paul Robenson grabó la pista con un título ligeramente modificado, "Joshua Fit De Battle Of Jericho". Su actuación fue mucho más apreciada por el público. Cuatro años después de Robenson, el Golden Gate Quartet grabó la canción "Joshua Fit The Battle Of Jericho". Y su arreglo e interpretación casi fue copiado por Elvis Presley la noche del 30 de octubre de 1960 en Nashville.

La versión maestra del álbum "His Hand In Mine" se grabó después de solo cuatro intentos. En el álbum de Presley, la canción se abrevia como "Joshua Fit The Battle".

Poco antes del siguiente descanso, Elvis recogió una pieza escrita por Cully Holt, el bajista de la banda The Jordanaires que lo acompañaba esa noche, "I'm Gonna Walk Dem Golden Stairs". El grupo grabó su versión de esta grabación en 1946 para RCA.


Durante esta sesión, Elvis intentó cantar esta canción varias veces. Con el grupo que grabó la versión original junto a él, quería hacerlo lo mejor posible. En el cuarto intento, sugirió un ritmo ligeramente más lento, que fue abandonado en el siguiente quinto intento. En última instancia, sin embargo, se eligió el primer enfoque para la versión maestra.





La sesión prosiguió tras un breve descanso unos minutos después de las cinco de la mañana. La primera canción en la que se centraron los músicos fue la canción "If We Never Met Again", escrita y luego grabada en 1945 por uno de los compositores de música gospel más populares, Albert E. Brumley.


¡Elvis solo necesitó un intento para registrarlo! Momentos después, comenzó la grabación de "Know Only To Him" ​​de Stuart Hamblen. Hamblen era un personaje y actor de radio popular en ese momento. Grabó su versión de esta canción a principios de la década de 1950, en 1952. También fue autor de otra canción gospel que Presley incluyó en su repertorio, "It Is No Secret (What God CanDo)". Esta grabación fue parte del primer EP de gospel de Elvis, "Peace In The Valley" de 1957.

"Know Only To Him" ​​tenía en su repertorio a dos de los grupos vocales favoritos de Presley, The Blackwood Brothers y The Statesman (también cabe mencionar que Jake Hess, el cantante principal de esta última banda, interpretó "Know Only To Him" ​​durante las ceremonias fúnebres de Elvis celebradas en Graceland).


Elvis probablemente basó su actuación en una grabación del cuarteto The Statesman. La versión maestra se grabó después de cinco intentos.

Algunas fuentes dicen que era una de las canciones gospel favoritas tanto del padre de Elvis, Vernon Presley, como del propio cantante.


Cuando la sesión "en pequeños pasos" llegó a su fin, Elvis sorprendió al equipo del estudio al proponer grabar su conocido éxito de 1953 Artie Glenn, "Crying In The Chapel". El músico escribió esta canción especialmente para su hijo, Darell Glenn, quien la grabó cuando aún estaba en la escuela secundaria con la banda de su padre, Rythm Riders. La versión del compositor de esta canción fue lanzada como single en 1953 y pronto alcanzó la cima de las listas de Cash Box y el sexto lugar en las listas semanales de Billboard. La actuación de Darell Glenn fue igualmente popular, ocupando el sexto lugar en la lista de sencillos de Billboard y el cuarto en la lista country y western de la misma revista.


Esta balada ha pasado a la historia de la música, entre otras interpretada por estrellas como Rex Allen (Nº 8 de las listas), Ella Fitzgerald (15º de la lista) o Art Lund (23º de la lista).




Sin embargo, la versión de June Valli y su orquesta dirigida por Joe Reisman en junio de 1953, editada por el sello RCA Victor, gozó del mayor reconocimiento. Desde el momento en que la canción se agregó a la lista de Billboard, no salió del cuarto lugar durante las siguientes diecisiete semanas.


En la madrugada del 31 de octubre de 1960, Elvis grabó tres acercamientos a la canción en el estudio. En la documentación de la sesión, sin embargo, se señaló que ninguno de estos intentos fue lo suficientemente satisfactorio como para ser seleccionado como la versión maestra.


El material pasó a los estantes de los archivos, de donde solo se recuperó en 1965, cuando el sello RCA buscaba desesperadamente canciones inéditas de Elvis. "Crying In The Chapel" fue lanzado con motivo de la Pascua como sencillo en abril de 1965 junto con la canción "I Believe In The Man In The Sky". La canción fue un gran éxito. En los Estados Unidos, alcanzó el alto tercer lugar en la lista Billboard Hot 100, mientras que en el Reino Unido ocupó la cima de las listas durante dos semanas. La RIAA (Asociación de la Industria Discográfica Estadounidense) otorgó a Presley un Disco de Platino por vender un millón de copias de este sencillo.

Antes de que terminara la sesión, Gordon Stoker de The Jordanaires sugirió que grabaran otra canción. Working On The Building fue escrito por WOHoyle y Lillian Bowles. En la segunda mitad de la década de 1930, esta canción fue añadida a su repertorio por cuartetos como Heavenly Gospel Singers, The Blackwood Brothers (ambas versiones datan de 1937) y el Golden Gate Quartet. Cuando, durante la sesión, Gordon Stoker le preguntó a Elvis qué sonido le gustaba más, respondió algo divertido: "Me gusta". Sin embargo, al escuchar su versión, se tiene la impresión de que se inspiró en la actuación del grupo negro Golden Gate Quartet porque ambas grabaciones tenían un tono similar y un 'balanceo' característico.



La versión maestra se grabó después de cinco intentos. En la canción, Elvis estaba casi completamente en silencio. Se permitió que The Jordanaires realizara la mayor parte de la grabación. Se dio cuenta de que el principio fundamental de la música gospel en el sonido de sus cuartetos vocales favoritos es la perfecta sintonía y armonía de las voces de sus integrantes.


Tras una noche llena de sensaciones y logros artísticos, Elvis abandonó el estudio tras catorce horas de trabajo, sobre las ocho de la mañana. Quedan trece canciones casi perfectas en las cintas.


De los doce, menos de un mes después, en noviembre de 1960, RCA lanzó el álbum "His Hand In Mine" (el decimotercero, "Crying In The Chapel" fue lanzado como sencillo en 1965). El álbum fue lanzado bajo el número de catálogo LPM/LSP 2328 el 10 de noviembre y estaba disponible para su compra en dos versiones, como disco monofónico y estéreo.

En la lista de los álbumes más populares con música pop (Top Pop Albums), "His Hand In Mine" ocupó el puesto número trece.


Nueve años después, en 1969, la Asociación de la Industria Discográfica Estadounidense (RIAA) otorgó a Elvis un 'Disco de Oro' por este álbum. En 1992, "His Hand In Mine" fue disco de platino. Un año antes de la muerte de Elvis, en marzo de 1976, RCA relanzó el álbum con una portada completamente revisada (Parte # ANL1-1319). La composición de las canciones, sin embargo, se mantuvo idéntica a la edición original de 1960.

"His Hand In Mine" fue el duodécimo álbum de Elvis Presley y el primero de tres álbumes de gospel en su carrera.


Información cedida por EP Promised Land (Polonia)

http://www.elvispromisedland.pl/


No hay comentarios:

Publicar un comentario